La desintegración financiera: Europa continúa su rápido descenso hacia la vorágine

11 de enero de 2012

10 de enero de 2010 — Tanto Hungría, Grecia, Italia, España o Irlanda, podrían ser el detonador que en cualquier momento encienda la bomba del euro. Tal y como informara ayer el periódico New York Times en un artículo titulado, "No está muy lejos para el euro el momento de la verdad". Y dice que "Pareció que la crisis de la zona del euro se desapareció de los titulares mientras el reloj iba del año 2011 al 2012, pero está a punto de regresar y ajustar las cuentas". El periódico Spiegel Online de ayer hace el mismo señalamiento, e informa que Grecia se balancea al borde de una bancarrota, mientras que España e Italia no pueden cumplir con los requerimientos de la refinanciación de sus deudas.

Algunos de los últimos sucesos son:

* Hungría: después de que Hungría fue degradada por las agencias de calificación crediticia, porque el Gobierno se atrevió a aprobar una ley que de alguna manera reduce la autonomía del banco central, y el FMI se negó, inclusive, a hablar de un préstamo se revocase esa ley, Tamas Fellegi, representante de Hungría en las negociaciones con el FMI, llegó ayer a Washington DC, y se espera que se reúna con Lagarde a finales de la semana. Fellegi le dijo al diario londinense Financial Times que Hungría ahora estaba preparada para discutir sobre un acuerdo "standby", y sin condiciones, o sea, que están dispuestos a modificar la nueva ley. Sobre esto el diario de marras dice que "el señor Fellegi debe convencer a las dos instituciones [el FMI y la Unión Europea] de que es en serio que Budapest quiere un acuerdo y que está preparada para reformar las nuevas leyes fiscales y del banco central". De lo contrario, los mercados arrastrarán al forint (florín húngaro) fuera de toda proporción y lo harán colapsar y la nación caerá en incumplimiento.

* Italia: Los bonos de 10 años subieron a 7.1% a finales de la semana pasada, mientras el designado Primer Ministro, Mario Monti, todos los días aseguraba que "el euro no está en crisis" y que en "el sistema bancario (italiano) no está en peligro".

* España: El paquete de austeridad adicional que fue anunciado la semana pasada por el nuevo Primer Ministro, Mariano Rajoy, empeorará enormemente una situación ya de por sí desastrosa. Hoy el periódico El País informa que, antes de que Rajoy asumiera el cargo, la mayoría de los economistas estaban ya pronosticando que la actual tasa de desempleo de 21% aumentaría a un 22% o 23% en el 2012. Pero ahora, grupos como FUNCAS (Fundación de las Cajas de Ahorro) y el Instituto Alemán para la Economía Mundial, dicen que este año la tasa de desempleo será de un 23.6%. Estas por supuestos son extrapolaciones lineales sacadas de las tendencias actuales, no en base a la realidad de la desintegración de la economía, pero inclusive ellos están hablando de que un cuarto de la fuerza de trabajo está oficialmente desempleada.

* Bélgica: El nuevo gobierno se apresuró a anunciar hoy mil millones de euros en nuevos recortes en el presupuesto de gastos del sector público, luego de que la Comisión Europea les pusiera una multa y les diera hoy como límite para que presentaran nuevas medidas. El Financial Times informó que esta es "la primera vez que un gobierno de la Unión Europea (UE) se ha visto forzado a tomar acciones correctivas de emergencia para evitar ser multado por romper las reglas de la UE, bajo sanciones semiautomáticas adoptadas el mes pasado para evitar la necesidad de llevar a cabo futuros rescates financieros". Para no decir "evitar la necesidad de" que haya gobiernos soberanos, según el plan de Londres.