Todos los bancos del euro están insolventes

12 de enero de 2012

12 de enero de 2012 — La desesperada carrera del Banco Central Europeo (BCE) para imprimir dinero el pasado 20 de diciembre, cuando unos 523 bancos recibieron prestados 489 mil millones de euros ($625 mil millones de dólares) a 3 años a una tasa de 1%, ha completado ahora su círculo hiperinflacionario, de iliquidez e insolvencia. Esta impresión de dinero fue el equivalente al 5% del PNB de toda la zona del euro, en un solo día. Pero para las transacciones de 24 horas del 9 al 10 de enero, las reservas de los grandes bancos depositadas en el BCE (ganando solo un 0.25%) alcanzaron otra marca record de 481 mil millones de euros, o sea un 98% de lo que el BCE les prestó.

El fenómeno lo describen falsamente los comentaristas financieros, usando lenguaje keynesiano, como "una trampa de liquidez clásica a nivel europeo". Pero de hecho, estos bancos funcionalmente están insolventes y los préstamos bancarios en Europa están completamente paralizados; numerosos informes financieros dicen que, cuando menos, ya no existen los préstamos a 3 años o menos. Los activos de los bancos de Grecia están a punto de perder el 50% de su valor nominal o más (lo que se finalizará para este fin de semana, insiste Merkozy); y esto va a llevar rápidamente al desplome del valor en libros de sus tenencias de deuda de Irlanda, Portugal, y probablemente España e Italia.

El asunto de los depósitos de las reservas de los bancos en el BCE, desde el 20 de diciembre a la fecha, no es más que una repetición exacta de lo que sucedió con los bancos de Estados Unidos durante todo el 2009, después de la enorme impresión de dinero de la Reserva Federal (Fed) para "salvarlos". Las "reservas en exceso" de los bancos de EU en la Fed se elevaron explosivamente de $2 mil millones hasta alcanzar unos $900 mil millones de dólares en unos cuantos meses, inflando los agregados monetarios a la vez que se reducía en realidad la cantidad de crédito disponible. Y el desempleo masivo explotó hasta más de los 25 millones en términos reales.

El hecho es que Obama y Geithner le han estado machacando a los europeos en los últimos meses: "Sigan el modelo estadounidense". Y por ahí van.