Los chinos reaccionan, firme aunque con calma, a las nuevas pautas de defensa de EU

14 de enero de 2012

14 de enero de 2012 — Tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores Chino como el Ministerio de la Defensa respondieron el pasado domingo 8, en declaraciones algo inusuales, a la caracterización de China que hace la recién emitida Revisión de la Estrategia de Defensa de EU, publicada la semana pasada, en donde se señala a China junto con Irán como países que estaban desarrollando "estrategias asimétricas" dirigidas en contra de EU. Ambas declaraciones indican que la caracterización de China en este documento es incorrecta y que China promueve una política de paz, y sus gastos de defensa se enfocan exclusivamente en la defensa de su soberanía e integridad territorial. "La modernización de la defensa nacional de China sirve a los requerimientos objetivos de su seguridad nacional y desarrollo, y es un factor positivo en el mantenimiento de la paz y la estabilidad regional" dijo el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Liu Weimin. Aunque en general el 'pivote' asiático de Estados Unidos, ha desconcertado al liderato chino, éste no ha tenido una reacción fuerte, como pudo haber sido el caso en situaciones similares anteriores.

Un artículo interesante en el diario Liberación del Ejército Popular de Liberación (de las fuerzas armadas chinas) firmado por el siempre fascinante general Luo Yuan, explica la situación, tal y como el la considera. Aunque cree firmemente que la política está diseñada para evitar el surgimiento pacífico de China, aumentado la presencia militar de EU en la región y ateniéndose a las alianzas tradicionales de EU y, de hecho, incitando en otras naciones asiáticas su preocupación por la creciente influencia de China en la región, siente que Estados Unidos tiene límites significativos en lo que puede lograr realmente. Primero que todo, está la crisis económica que va a requerir recortes en los gastos de defensa de EU. Como el lo describe tan pintorescamente, EU "ya no puede estirar más sus diez dedos, así que hace un puño". Caracteriza la política de EU como "de aspecto fiero, pero acobardado". Segundo, está el continuo interés en Europa. Aquí, de manera interesante, el general Luo cita a Nicholas Spykman, un geopolítico de la posguerra, quien dijo que aquel que controle a Europa controlará Eurasia. Spykman, ciudadano estadounidense nacido en Holanda, fue un estratega importante durante la Segunda Guerra Mundial y después de ella. Tercero, están las crisis constantes en las zonas en las que se supone EU se está desligando, como Afganistán e Irak. Luo señala que mientras Estados Unidos está metido tratando de fortalecer sus capacidades en Asia "pudiera estallar el fuego en su patio trasero" lo que exigiría un redespliegue de sus fuerzas de regreso al Medio Oriente.

Insta a tener cuidado frente a esta nueva actitud beligerante de parte de Estados Unidos, pero al mismo tiempo le insta a China que continúe en la senda de construir buenas relaciones con las naciones a su alrededor, usar eficientemente una "diplomacia inteligente" que cree buena voluntad entre los socios asiáticos de China. "Algunos países han sido estafados por Estados Unidos", escribe Luo, "y ahora marchan junto con Estados Unidos por su interés propio, pero en esencia no concuerdan. Comparten la misma cama, pero tienen sueños diferentes". También insta a seguir en la senda del desarrollo constante de la economía china.