LaRouche: "Los británicos le robaron las Malvinas a Argentina, en un momento de debilidad en Estados Unidos"

21 de enero de 2012

20 de enero de 2011 — "Estoy muy conciente de la historia de las Malvinas. Los británicos le robaron las Malvinas a Argentina, en un momento de debilidad en Estados Unidos", dijo el estadista norteamericano Lyndon LaRouche, en respuesta a una pregunta planteada desde Argentina en una videoconferencia internacional el 18 de enero. En su alocución sobre "El estado de la Unión", y en sus respuestas a preguntas que le llegaron desde Rusia, Irlanda, Argentina y Estados Unidos, LaRouche le presentó a la población estadounidense el terrible cuadro real del estado de la Unión, a la vez que ofreció una visión inspiradora de cómo restablecer a Estados Unidos, así como al mundo, y ponerlo sobre el camino de la recuperación económica y el progreso científico y tecnológico, en particular mediante un programa espacial orientado hacia la colonización de Marte (vea espanol.larouchepac.com para la videoconferencia completa, con traducción simultánea al español).

Rosina Castillo, de la organización de LaRouche en Argentina (www.larouchista.com) le preguntó al señor LaRouche:

"Recientemente en Argentina hemos tenido una serie de muertes misteriosas de funcionarios públicos, y también nuestra presidenta, Cristina Kirchner, tuvo una enfermedad grave por la que tuvo una intervención quirúrgica. Todavía hasta hoy estamos operando bajo el vicepresidente, debido a esa enfermedad. No podemos ver estos acontecimientos como algo separado del contexto de la historia mundial real, como la has definido. Estamos al borde de una tercera guerra mundial termonuclear, y los británicos harán lo que sea necesario para desatar el caos en el mundo. Hasta ahora, hemos pensado que, dadas las movidas recientes por parte de los rusos para parar que el Sudoeste Asiático se convierta en los 'nuevos Balcanes' para lanzar una guerra, quizás ahora los británicos mirarán hacia otros lugares, como Argentina, para lanzar una guerra.

"Como sabes bien, el conflicto sobre las Islas Malvinas está escalando, y hoy el primer ministro británico acusó a Argentina de ser 'colonialista' y dijo que su concejo de seguridad se va a reunir para asegurar la seguridad de las islas, dado que el 30avo aniversario de la guerra de las Malvinas está cerca. Así que queremos tus comentarios sobre la situación estratégica en Argentina, para ayudar a los círculos políticos aquí a tener una perspectiva estratégica".

LaRouche respondió: "Estoy muy conciente de la historia de las Malvinas. Los británicos le robaron las Malvinas a Argentina, en un momento de debilidad en Estados Unidos. Los británicos nunca tuvieron un reclamo legal sobre las Malvinas: simplemente las robaron. Ha jugado un papel decisivo en la historia del gobierno de Ronald Reagan, porque había gente en el gobierno de Reagan, incluido el secretario de Estado y otros, que no eran sino agentes británicos. Y así el problema fue que Reagan se echó para atrás en esto; él titubeó en cierto momento, y ése fue un momento donde yo estaba bastante cercano al interior de ciertos círculos del gobierno de Reagan, no como parte del gobierno, sino como, digamos, un asesor amistoso, sobre la Iniciativa de Defensa Estratégica y demás.

"Así que el punto es que los británicos no tienen ningún reclamo legal decente sobre las Malvinas. Pero sí pretenden aplastar cualquier parte del planeta que tenga soberanía. Y la distinción es: mira las finanzas de Sudamérica, mira a África, por ejemplo. No existe soberanía en África. ¡Ninguna! Solo existen tiranías, una peor que la otra. Y son británicas. Ahora, también hay gente en Europa, fuerzas en Europa, que también están a cargo de África, pero todas son agentes de los intereses británicos, los intereses coloniales británicos.

"Así que lo que tenemos que hacer, una cosa, es que hay que tomar un grupo de personas desagradables, la oligarquía británica, y sacarlos del poder en todo el mundo. Que el pueblo del Reino Unido —o de Escocia e Inglaterra, o Gales y Escocia e Inglaterra— dejemos que cada uno de ellos tenga su soberanía, y nos va a ir más que bien. No tenemos que torturar a la gente, para gusto de la reina de Inglaterra y personas parecidas. Y es exactamente eso.

"Tenemos algunos tipos falsos, que son más británicos que estadounidenses, en altos cargos en Estados Unidos. Yo creo que deberíamos hacer un trueque. Creo que deberíamos tomar algunos tipos británicos, que son buena gente y saben cómo comportarse, e invitarlos a Estados Unidos; y les damos a los agentes británicos dentro de Estados Unidos la opción de vivir en Gran Bretaña, que los alentaríamos a hacerlo, de manera más que enérgica".