Se extiende la revuelta de la horquilla por toda Italia

26 de enero de 2012

26 de enero de 2012 — La "Revuelta de la horquilla", como se identifica a las protestas de agricultores, camioneros y pescadores que ha paralizado Sicilia, se ha difundido como fuego en la pradera por toda Italia. El detonador de la revuelta es el decreto emitido formalmente por el gobierno de Monti y firmado por el Presidente Giorgio Napolitano ayer por la noche.

Los conductores de camiones han estado en huelga, inicialmente poniendo barricadas en las carreteras y retirándolas. Los pescadores se unieron a la huelga luego. Dado que el 90% de los bienes en Italia se transportan por carretera, la huelga ya está haciendo escasear la gasolina, vegetales y otros productores alimenticios.

Los manifestantes protestan por el aumento en el precio de la gasolina, los peajes de las carreteras y el aumento en los impuestos que impuso el gobierno, lo cual les impide competir con los camioneros de Europa oriental, por ejemplo, que cobran mucho menos.

La Comisión Europea le ha ordenado al gobierno italiano (así es como funciona este gobierno) que "establezca la normalidad" en la situación. La prensa por lo común, así como los partidos políticos, atacan a los manifestantes de "subversivos". El gobierno está considerando ilegalizar las protestas.

Los pescadores realizaron una manifestación de protesta frente al Parlamento en Roma y sostuvieron un enfrentamiento con la policía. Ellos protestan no solo por el aumento en el precio de la gasolina, sino también por las regulaciones de la Unión Europea que aplican las mismas normas a los pescadores del norte y a los del sur, y solo aplican los subsidios para las grandes compañías pesqueras.

Están programadas más huelgas y manifestaciones de protesta próximamente. Los vendedores de gasolina analizan la posibilidad de irse a la huelga por una semana o diez días. Los farmacéuticos irán a la huelga el 1 de febrero. Los taxistas están analizando que acciones tomar, y hasta los abogados están considerando una huelga para el 23 y 24 de febrero.