El imperio británico trata de romper la resistencia a la guerra mundial

27 de enero de 2012

27 de enero de 2012 — Luego de que la resistencia que han presentado generales de Estados Unidos, de Rusia y China, ha hecho posible posponer el plan británico de lanzar una guerra contra Siria, el imperio no obstante sigue tratando de crear una artimaña para desatarla a como de lugar.

Durante el fin de semana, la Liga Árabe frustró los deseos de los británicos al extender por un mes más su misión de observación, y se siguen oponiendo a la intervención militar extranjera. Como respuesta a esto, el Consejo de Cooperación Británico-Saudita del Golfo se salió de la reunión y exigió que el caso de Siria fuese presentado ante el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas. Ahora el secretario general de la Liga Árabe, el-Arabi, y el ministro de exterior de Qatar (y primer ministro) Sheikh Hamad al-Thani, viajarán este sábado a Nueva York, para presentar ante el Consejo de Seguridad lo que el sitio electrónico www.naharnet.com califica como una resolución británica-francesa-alemana-árabe, que pondrá de relieve las partes de la resolución de la Liga Árabe que este fin de semana fueron rechazadas por Siria, por ser una violación de su soberanía nacional: la exigencia que dice que al-Assad debe encargar a su vicepresidente de las negociaciones con la oposición para comenzar un gobierno de unidad en un plazo de dos meses, que se encargaría de preparar las elecciones.

La agencia noticiosa francesa AFP entrevistó a Haitham Mannaa, líder del SNCC, uno de los grupos de oposición de Siria, que está conectado al partido comunista, a diferencia del grupo de oposición SNC, que tiene su sede fuera del país, y está dirigido por la Hermandad Musulmana a favor de los británicos. Mannaa, cuya organización tiene un canal de comunicación diferente al de los cabecillas imperiales, le aconsejó a la misión de el-Arabi y al Thani que fuera a Moscú antes de continuar su viaje a Nueva York, subrayando que Rusia podría dar su respaldo a la propuesta de la Liga Árabe si les hacen ver que forma parte del acuerdo, pero si los rusos ven que los están haciendo a un lado, se van a oponer.