Rusia se mantiene firme contra al empuje británico para la guerra en Siria

3 de febrero de 2012

3 de febrero de 2012 — En los últimos dos días funcionarios rusos han declaro repetida e inequívocamente que Rusia no acepta ni aceptará la doctrina de los británicos y de Obama que pretende sustituir el principio de la soberanía nacional en las relaciones internacionales, por el principio imperial del “cambio de régimen”. Rusia no capitulará ante los planes para una guerra en Siria y ha recibido el apoyo total de China e India entre otros.

“Moscú no tiene la intención de hacer ninguna concesión al Consejo de Seguridad de la ONU sobre el proyecto de resolución sobre Siria”, les dijo hoy a los medios el embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churnkin, como respuesta a la sugerencia de que Rusia estaba dispuesta a negociar esos asuntos de principios. “El consejo no puede dictar parámetros para un acuerdo político interno. No tiene autoridad para ello”, dijo Churkin . “La comunidad internacional no debe entrometerse mediante el uso de la fuerza militar o mediante sanciones económicas. Nosotros no estaremos a favor de ninguna resolución de sanciones o de usar la caja de herramientas del Consejo para fomentar conflictos e intervenciones militares en el futuro”.

“Si el texto es inaceptable para nosotros, por supuesto, votaremos en su contra. Si el texto es algo que consideramos erróneo porque llevaría a un agravamiento de la crisis, no permitiremos que sea aprobado. Esto es inequívoco”.

Un día antes, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov anunció el rechazo de Rusia a la doctrina del “cambio de régimen”. Lavrov le dijo a la televisión ABC de Australia, que “Yo no creo que la política de Rusia consiste en decirle a la gente que dimita. Los cambios de régimen no son nuestra profesión... Les corresponde a los sirios mismos decidir como gobernar su país, como introducir las reformas, que tipo de reformas, sin ninguna interferencia externa”.

En cuanto a la venta de armas de Rusia a Siria , Lavrov declaró que Rusia firmó algunos contratos y que los contratos deben ejecutarse. “Estamos armando al gobierno constitucional. Nosotros no aprobamos lo que hace, utilizar la fuerza contra los manifestantes, pero no estamos tomando bando en el conflicto; estamos cumpliendo nuestras obligaciones contractuales comerciales”. Rusia “no es un amigo, no somos aliados del presidente Assad. Nosotros nunca hemos dicho que la permanencia del presidente Assad en el poder es la solución a la crisis”, pero las armas que Rusia esta vendiendo a Siria no se están usando contra los manifestantes sino para garantizar la defensa institucional de Siria.

Funcionarios rusos desestimaron los informes trasatlánticos de que después de las negociaciones de hoy, el Consejo de Seguridad votaría una resolución este jueves o viernes. EL viceministro del exterior, Gennady Gatilov, afirmo hoy que la propuesta occidental de resolución sigue siendo inaceptable para Rusia porque conserva las disposiciones para imponer sanciones a Siria y disposiciones que probablemente fueron creadas para permitir el uso de la fuerza.

Como lo dijo claramente el embajador ruso ante la Unión Europea, Vladimir Chizov: Al proyecto “le falta la cosa mas importante: Una cláusula clara que elimine la posibilidad de que la resolución pueda ser utilizada para justificar una intervención militar en los asuntos sirios desde el exterior. Por esa razón no veo posibilidades de que esta resolución pueda ser adoptada”.