Evaluación de la comunidad de inteligencia de EU: Irán no ha decidido proseguir con la construcción de armas nucleares

4 de febrero de 2012

3 de febrero de 2012 — En dos audiencias esta semana, y en una extensa evaluación anual preparada sobre la amenaza global, que representa la opinión de toda la comunidad de inteligencia, el Director de Inteligencia Nacional, James Clapper fue muy cuidadoso en no decir que Irán tiene un programa de armas nucleares. En su declaración preparada, dijo: "Nosotros evaluamos que Irán mantiene abierta la opción de desarrollar armas nucleares, en parte desarrollando varias capacidades nucleares que mejoren su posición para producir dichas armas, en caso de que decidieran hacerlo [énfasis añadido]. Sin embargo, nosotros no sabemos si Irán va a decidir finalmente construir armas nucleares".

Clapper añadió que Irán ha desarrollado la capacidad científica, técnica e industrial para producir eventualmente armas nucleares, "haciendo de su voluntad política para hacerlo el tema central de todo". Esto incluye la capacidad técnica para producir el suficiente uranio altamente enriquecido para un arma "si así lo decide". Clapper repitió estas formulaciones innumerables veces ante la Comisión de Inteligencia del Senado el martes y de nuevo, hoy, frente a la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes. Expresó su "deseo" de que las sanciones "vayan a tener el efecto de inducir un cambio en el plan iraní de aparente procura de una capacidad nuclear".

La evaluación de la comunidad de inteligencia en el sentido de que Irán todavía no ha decidido si va a proseguir con el desarrollo de un arma nuclear se vio destacada en una serie de preguntas que les hizo la senadora Olympia Snowe (R. Me.) a varios testigos el martes. Clapper dijo, en respuesta a Snowe, que Irán ciertamente se está moviendo en esa dirección (refiriéndose a la capacidad tecnológica), pero "nosotros no creemos que realmente hayan tomado la decisión de seguir adelante con un arma nuclear". Un indicador claro de dicha decisión, dijo, sería obtener el enriquecimiento de uranio a un nivel del 90 por ciento, algo que los iraníes todavía no han decidido hacer.

La audiencia de hoy en la Cámara de Representantes fue característicamente más beligerante que la del Senado el martes. Varios miembros de la comisión de la Cámara de Representantes esgrimieron como si fuera un mazo el supuesto complot en contra del embajador saudita. En la audiencia del Senado se mencionó, pero no se le dio seguimiento. El tono lo sentó el congresista Mike Thompson (D. Calif.) quien le preguntó al director de la CIA, David Petraeus, qué fue lo que envalentonó al régimen iraní a emprender dicho complot. Petraeus dijo que el no podía dar razón sobre las ideas detrás del complot pero, agregó: "yo esperaría que la interrupción, el trastorno de este complot, y cuando salga a la luz el caso legal y demás, le dará que pensar a la Fuerza Quds cuando planeen más de estas actividades".

El congresista Mike Rogers (R. Mich.), presidente de la Comisión, insistió en una línea de preguntas no solo sobre el complot saudita sino más en general sobre la campaña para presentar a Irán como el principal patrocinador del terrorismo a nivel mundial, a pesar de que la descripción de Clapper de la amenaza global de la jihad no apoyaba dichos alegatos. Rogers, al igual que el senador Dan Coats (R. Ind.) el martes, manifestó su creencia de que el gobierno de Obama realmente no habla en serio cuando dice que "todas las opciones están sobre la mesa" para hacerle frente a Irán, y que los iraníes tampoco lo creen así. Clapper deshizo rápidamente esta idea cuando destacó el cambio en la retórica iraní en relación a sus amenazas a cerrar el Estrecho de Ormuz, cuando EU dejó en claro que esto era inaceptable. "Pero yo si creo que ellos, que ellos tienen respeto por lo que [inaudible] capacidades potenciales haya ahí" dijo.

Lo que fue particularmente notable en el documento desclasificado con la evaluación sobre la amenaza global, fue que no se hizo mención a ningún esfuerzo iraní para realmente "hacer un armar" con el uranio enriquecido. En el Estimado de Inteligencia Nacional, se concluye que Irán puso un alto a todos sus trabajos de emplazamiento de armas en el 2003, y no ha vuelto a reanudar hasta la fecha este esfuerzo. Una actualización de octubre del 2011 del NIE del 2007 no hizo ningún cambio sobre el estimado. En su testimonio, Clapper solo discutió el enriquecimiento de Irán y el hecho de que ha estado desarrollando misiles antibalísticos avanzados.

Hoy, los inspectores de la IAEA regresaron a Viena después de 3 días de intensas discusiones en Irán con funcionarios iraníes. En cuanto llegaron al aeropuerto internacional de Viena, sostuvieron una conferencia de prensa para informar que la visita había sido productiva y que pronto se realizará otro viaje de seguimiento de las conversaciones.