Por qué quiere la monarquía británica una guerra mundial ya

7 de febrero de 2012

7 de febrero de 2012 — Un veterano funcionario de inteligencia estadounidense advirtió el sistema bancario privado europeo que gira en torno al Grupo Inter-Alpha, va a necesitar más préstamos a cero por ciento de interés por la cantidad de unos 5 billones de euros este año, para impedir un desplome completo. La fuente señaló el viernes 3 de febrero, el hecho de que los bancos europeos ya le han planteado al Banco Central Europeo (BCE) que van a necesitar un billón de euros más en préstamos descontados antes de que termine febrero.

En efecto, con el respaldo secreto ilegal de la Reserva Federal de EU, el BCE ha instrumentado una especie de acarreo de fondos, mediante el cual le otorga préstamos a casi cero por ciento de interés a los insolventes bancos, para que compren deuda soberana de las quebradas naciones europeas, con un rendimiento de entre 5 y 7%, o más. Esas dizque "ganancias" las registran los bancos en sus libros para cubrir el hecho de que están irremediablemente quebrados. La fuente citada explicó que la mayor parte de la deuda soberana (deuda pública de los países europeos como Grecia, España, Portugal, Italia, etc.) que compran los bancos a precios descontados, nunca se va a pagar. Portugal, España, Italia e Irlanda están en la misma situación que Grecia. Se estima que la deuda portuguesa se tendría que redimir cuando mucho al 30% de su valor, la deuda española al 40% de su valor, y la deuda italiana es totalmente impredecible.

La fuente destacó que el billón de euros que exigen los bancos para este mes, constituye apenas una fracción de lo que van a necesitar los bancos en los próximos meses, y que hemos alcanzado ya un punto de "explosión hiperinflacionaria" que no se puede posponer por más tiempo. El umbral para una explosión de ese tipo se alcanzó hace un año, de acuerdo a la fuente, y es solo cuestión de semanas o meses, a lo sumo, antes de que de que detone todo el sistema. A pesar de las pretensiones de Angela Merkel, en el sentido de que Grecia es un "caso especial", y que el recorte de la deuda griega que se negoció entre el gobierno griego y los tenedores de la deuda no se repetirá en ningún otro lado de eurolandia, la realidad es que el acuerdo con Grecia —si es que se llega a completar realmente— sentará la pauta para Portugal, Irlanda, España e Italia.

Lyndon LaRouche comentó al respecto de esos informes que ese es precisamente el motivo por el cual la monarquía británica no puede demorar más sus planes para una guerra termonuclear, para lanzar a Estados Unidos en contra de Rusia y Chia. Ya se ha trastocado su cronograma inicial, debido a los esfuerzos para evitar una guerra del Estado Mayor Conjunto de EU, de China y Rusia, entre otros. Ahora el sistema financiero europeo y transatlántico se encuentra en un punto de inflexión, y la monarquía británica no ha podido hasta ahora detonar la conflagración termonuclear global que buscan desesperadamente para salvar su Cuarto Imperio Romano.