Jefe de la OTAN dice que el plan del escudo antimisiles va a entrar en operaciones en mayo

9 de febrero de 2012

9 de febrero de 2012 — En entrevista con la agencia noticiosa Associated Press, durante la Conferencia sobre Seguridad de Munich, conocida como Wehrkunde, el Secretario General de la OTAN, general Anders Fogh Rasmussen, le restó importancia el sábado a la oposición rusa al nuevo sistema de defensa antisimiles basado en Europa por ser una amenaza para Rusia. Rasmussen fue más allá en sus provocaciones al anunciar en la conferencia que la OTAN espera tener listos y operando los primeros elementos de su sistema de defensa de radares antimisilísticos para la cumbre de la OTAN en Chicago en mayo del 2012, a pesa del hecho de que los rusos se oponen al despliegue sin garantías de seguridad por escrito por parte de EU.

"No hemos progresado tanto como quisiéramos, pero todavía hay algo de tiempo antes de Chicago y todavía espero que nosotros [Rusia y la OTAN] podamos llegar a un acuerdo" dijo Fogh Rasmussen. "Pero independientemente de esto, continuaremos desarrollando el sistema de defensa antimisilístico de la OTAN porque sentimos la fuerte responsabilidad de proteger a nuestras poblaciones de manera eficiente en contra de la amenaza misilística".

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Sergey Lavrov, dijo durante su intervención en la misma conferencia que el plan encabezado por EU "hace sonar campanas de alerta" y pone en un serio riesgo de dañar las relaciones con Moscú: "Debería ser absolutamente claro que Rusia no va a apoyar ningún esquema que pueda desatar un nuevo ciclo de confrontación" dijo Lavrov. "Construir alianzas opuestas es una fórmula del pasado que resultará hoy en un deslizamiento hacia una catástrofe global".

Lavrov respondió de ese modo al discurso precedente del secretario de la Defensa de EU Leon Panetta, quien delineó los planes de la OTAN para colocar un sistema de radares en Turquía; misiles interceptores en Rumania y Polonia; cuatro embarcaciones con capacidad de defensa contra misiles balísticos en Rota, España; y un centro de comando de operaciones en Alemania.

"El presidente Obama dejó en claro que Estados Unidos está firmemente comprometido con la construcción de un sistema de defensa antimisiles en Europa" dijo Panetta insistiendo en que esto "no es de ninguna manera una amenaza para Rusia".

En un discurso televisado a la nación rusa en noviembre, el presidente Dmitry Medvedev amenazó con desplegar misiles a la región de Kaliningrado, frontera con Polonia y Lituania y a otras zonas de Rusia, enfocados a los sitios de defensa antimisiles de EU., si EU y la OTAN no lograban llegar a algún acuerdo para mayo [la cumbre de Chicago]. Medvedev exigió que EU dé garantías por escrito de que este potencial sistema de defensa antimisiles no va a estar dirigido contra Rusia.

Lavrov reiteró esa amenaza el sábado diciendo que "no estamos cerrando las puertas, no estamos exagerando la situación, pero si todo prosigue con la defensa antimisiles tal y como se planeó en Washington y Bruselas, entonces vamos a tener que tomar medidas".

Durante la misma conferencia Wehrkunde en Munich, un proyecto de investigación de dos años, la Iniciativa de Seguridad Euro Atlántica (EASI), dio a conocer un informe abogando por la colaboración ruso-europea-estadounidense para la defensa de misiles balísticos y el desarrollo de la región Ártica. El grupo, que trabajó durante dos años en el informe, lo presidieron conjuntamente Igor Ivanov, ex ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, y el ex senador estadounidense Sam Nunn (demócrata de Georgia). El grupo de trabajo incluyó varios oficiales militares rusos en retiro.