LaRouche denuncia la hipocresía homicida de Obama

14 de febrero de 2012

14 de febrero de 2012 — Lyndon LaRouche denunció ayer en los términos más duros posible la "hipocrecía homicida" del Presidente Barack Obama, luego de que se conoció que Al Qaeda ha respaldado plenamente y se ha unido a la coalición encabezada por Occidente para deponer al Presidente de Siria, Bashar al-Assad.

"En cualquier oportunidad pública, Obama se jacta de ser el Presidente que mató a Osama bin Laden", señaló LaRouche. "Pero ahora tenemos evidencia concreta de que miembros de Al Qaeda se han introducido a Siria desde Irak para llevar a cabo atrocidades, poniendo como blanco a la población civil lo mismo que a funcionarios del gobierno. Esto es el colmo de la hipocresía homicida, exactamente lo que tendríamos que esperar de un Presidente narcisista como Nerón".

El 10 de febrero, la agencia noticiosa McClatchy News Service publicó un informe de su corresponsal en Washington, D.C., Jonathan Landay, que confirma con Fuentes de la inteligencia estadounidense que Al Qaeda fue el responsable de una serie de bombazos suicidas en Damasco y en Aleppo, que resultaron en la muerte de cientos de civiles y decenas de heridos.

El informe de Landay señala: "La rama iraquí de Al Qaeda busca aprovecharse de los sangrientos disturbios en Siria y reafirmar su potencia, para lo cual llevó a cabo los dos últimos bombazos en la capital siria, Damasco, y probablemente está detrás de los bombazos suicidas del viernes [10 de febrero] que mataron cuando menos a 28 personas en la ciudad más grande, Aleppo, según le dijeron a McClatchy funcionarios de Estados Unidos. Los funcionarios citaron informes de inteligencia estadounidense sobre los incidentes, lo cual parece verificar las acusaciones que hizo el Presidente sirio Bashar Assad respecto a la participación de Al Qaeda en los levantamientos en su contra que llevan 11 meses".

El mismo día que Al Qaeda perpetró los dos bombazos suicidas en Aleppo, el Presidente Obama repitió sus ataques contra el Presidente Assad, pidiendo su destitución y haciéndolo responsable de un "escandaloso baño de sangre".

En efecto, Al Qaeda se ha integrado una vez más a las operaciones encubiertas de Estados Unidos y de la OTAN. La organización de Al Qaeda fue creado durante la larga guerra en Afganistán de 1979 a 1990, como parte de las operaciones de los "Muyahidín" (palabra árabe que denomina a los combatientes de la "guerra santa", o yihad) patrocinadas por Estados Unidos, Gran Bretaña y Arabia Saudita para sacar al Ejército Rojo de Afganistán en esa época. Más recientemente, los aliados de Al Qaeda del denominado Grupo Libio de Combatientes Islámicos, formaba parte integral de la coalición de la OTAN y Estados Unidos que derrocó a Muammar Qaddafi y luego lo ejecutaron mientras estaba detenido.

Dos días después de la publicación del informe de Landay sobre el papel de Al Qaeda en la campaña violenta para derrocar a Assad, el cofundador y actual líder nominal de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, difundió un video de ocho minutos donde hace un llamado a la yihad en contra del gobierno de Assad, confirmando más aún las evaluaciones de la propia inteligencia estadounidense sobre las operaciones del grupo en Siria.

LaRouche recalcó: "¿Qué diablos piensa Obama que está haciendo, alineándose con esos asesinos de Al Qaeda, y tan abiertamente? ¿Qué no le han informado del 11 de septiembre? "