La comunidad de inteligencia de EU está concentrada en evitar una guerra con Irán

20 de febrero de 2012

por Carl Osgood

18 de febrero de 2012 (LPAC) — La institución de las fuerzas armadas de Estados Unidos se mantiene en un plan de evitar una guerra con Irán como la orden del día, ya que ve una guerra tal como un desastre que se puede evitar por medios diplomáticos. Esto quedó en evidencia durante el testimonio que presento el director de Inteligencia Nacional, James Clapper, ante la Comisión de Servicios Armados del Senado el pasado jueves 16.

Clapper repitió su testimonio anterior en el sentido de que la evaluación de inteligencia sobre el programa nuclear de Irán, es que Irán no ha abandonado su opción de alcanzar la capacidad de construir armas nucleares, pero que eso no lo han decidido aún. "Y creemos que la decisión la tomaría su Líder Supremo, y que la basaría en un análisis costo-beneficio en términos de que yo no creo que el quiera un arma nuclear a cualquier precio", dijo Clapper.

Clapper también expresó un cierto desacuerdo con el Secretario de Defensa, Leon Panetta, quién le dijo a la misma Comisión del Senado que si Irán decidía construir una bomba, "probablemente les tomaría como un año poder producir una bomba, y lu ego posiblemente otro año o dos para poder colocarla en un vehículo de algún tipo para lanzar esa arma". Clapper dijo que con relación al año de referencia, eso es técnicamente factible, pero no es muy probable. "Existe toda clase de combinaciones y permutes que podrían afectar que tanto tiempo les puede tomar a los iraníes tomar la decisión de proseguir con un arma nuclear".

El general Ronald Burgess, director de la Agencia de Inteligencia de Defensa, declaró algo que debería ser obvio, aunque por lo común los promotores de la guerra lo pasan por alto. Es probable que Irán responda si se le ataca, pero "la evaluación de la agencia es que es improbable que Irán inicie o provoque intencionalmente un conflicto".

Panetta, por otra parte, prefiere seguir hablando a través del columnista del diario Washington Post, David Ignatius, sobre sus preocupaciones con relación a un ataque israelí a Irán. Ignatius informó de esto por primera vez el 2 de febrero, en el sentido de que a Panetta le preocupaba que los israelíes lancen un ataque militar contra Irán entre marzo, abril o mayo, y desde entonces ese comentario ha estado haciendo olas por todos lados.

El viernes, en una aparición en el programa Morning Joe de la MSNBC, Ignatius defendió su información. "Leon Panetta es alguien que piensa claramente que sería un error desde el punto de vista de Israel y desde el punto de vista de la seguridad de Estados Unidos que esto avance y él le ha dicho esto muy directamente a los israelíes", dijo Ignatius. Por su parte Panetta, en una audiencia ante la Comisión de las Fuerzas Armadas del Senado el 14 de febrero, se vio forzado a admitir que efectivamente, si tuvo una conversación con Ignatius, pero se rehusó a dar más información al respecto; y cuando se le preguntó directamente si Israel planeaba atacar a Irán, dijo que "yo no creo que hayan tomado esa decisión todavía". Por otra parte, simplemente repitió la línea del gobierno de Obama de que no se debe permitir a Irán que adquiera un arma nuclear.