Los cobardes que atacan al general Dempsey

24 de febrero de 2012

24 de Febrero de 2012 — El martes 21, el coronel (r) Pat Lang, ex analista de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA, por sus siglas en inglés) para el Medio Oriente, hizo un llamado en su blog en apoyo del Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, general Martin Dempsey. "Anticipo que va a seguir el ataque al general Dempsey, el Jefe del Estado Mayor Conjunto, proveniente del AIPAC/Likud y de sus clientes en los medios zombies", escribió Lang en referencia al principal grupo de presión judío en Estados Unidos, el Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí (AIPAC, por sus siglas en inglés) y el partido en el poder en Israel, el Likud. "Va a tener muchos problemas para defenderse en lo que es en esencia un terreno político. Nosotros no tenemos ese problema. Parafraseando a Sheridan, 'si amas a tu país, da un paso al frente...' "

Lyndon LaRouche fué más preciso: La única solución es quitar a Barack Obama de su cargo.

La advertencia de Lang quedó ampliamente confirmada con el comportamiento de los medios informativos zombies y la élite política en las 48 horas siguientes. Quizás el más eminente de los ataques es el que proviene del senador republicano de Arizona, John McCain, que ocurrió en Israel, luego de que el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que Dempsey "le servía a los iraníes" y que solo empeora la situación con su renuencia a respaldar entusiastamente un ataque militar a Irán. Se hubiera pensado que un hombre de las fuerzas armadas, como McCain, se hubiera sentido impulsado a defender a Dempsey, pero lo que hizo en vez de eso fue repetir las líneas de Netanyahu. No debe haber ninguna fisura entre Israel y nuestra evaluación de la amenaza [iraní], dijo McCain en Jerusalén el martes 21. Desafortunadamente, si la hay. El noticiero ruso en inglés Russia Today señaló que los comentarios de McCain "se dieron apenas horas después de que el senador se sentó con Netanyahu, quien acababa de decir que Dempsey era un sirviente de Irán".

Newt Gingrich repitió la misma de Netanyahu en el debate de los candidatos presidenciales republicanos en Arizona, el miércoles 22. Y en respuesta a una pregunta de John King, de la cadena noticiosa CNN, sobre los comentarios de Dempsey de que un ataque a Irán sería desestabilizador y de que Irán es un "actor racional", Gingrich dijo que "yo no me puedo imaginar por qué diría eso", y luego dijo que el le daría luz verde a Netanyahu para atacar a Irán.

Luego el diario Wall Street Journal publicó el miércoles 22 una editorial sin firma, que apareció en el sitio electrónico de ese diario, en donde acusa a Dempsey de "enviar un mensaje de debilidad a Teherán", y que se había "enviado el mensaje erróneo si la meta principal de Estados Unidos es convencer a Irán de que abandone sus ambiciones nucleares". Luego de citar a Dempsey en su entrevista con CNN de la semana pasad, en cuanto a por qué "no es prudente" atacara a Irán en este momento, el diario de marras dice: "En una sola frase, el general Dempsey se las arregla para decir a los iraníes que pueden respirar tranquilos porque el principal aliado de Israel se opone a un ataque a Irán, y que de todos modos tal ataque es probable que no funcione, y que Estados Unidos teme la retaliación de Irán. Es como si el general Dempsey quisiera ratificar la retórica de Irán de que el régimen representa una amenaza militar global temible". Entonces el diario exhorta a que Estados Unidos e Israel, conjuntamente, le den un buen susto a los iraníes para que teman aún más un ataque de Estados Unidos. El objetivo sería, según el diario, llevar las cosas "al borde" de un enfrentamiento y hacer que todo mundo la piense dos veces antes de querer construir una bomba nuclear, lo cual aumentaría enormemente el costo de la disuasión y haría más posible una guerra, según el diario de Wall Street.

El teniente coronel Daniel Davis, en su informe "Incumplimiento del deber II", no solo exhibe a esos altos oficiales del Ejército que participan concientemente de las mentiras sobre la guerra de Afganistán, sino que también identifica a algunos por su integridad. Entre ellos, distingue al general Dempsey: "Lo que quizás me da más esperanza para el Ejército de que es posible un cambio positivo es el nuevo Jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos. Aunque nunca me he reunido personalmente con el general Martin Dempsey, conozco a quienes si lo han hecho y lo que me dicen es que este hombre dice en público exactamente lo que quiere decir en privado. Si eso es así, esas novedades me dan esperanzas, realmente".