Explota la burbuja de los préstamos estudiantiles; embargan hasta iglesias

13 de marzo de 2012

13 de marzo de 2012 — En medio del derrumbe del sistema financiero, están ocurriendo nuevas explosiones secundarias, como la de los préstamos estudiantiles y las hipotecas de iglesias.

El director de la Asociación Nacional de Abogados sobre Bancarrota de Consumidores, William Brewer informó que la creciente incapacidad para conseguir trabajo por parte de los recién graduados de universidades, con la carga de enormes préstamos estudiantiles en donde los padres firman como aval del préstamo, significa que familias enteras están perdiendo todo ante las agencias de cobro. "Esto podría ser la próxima bomba de deuda para la economía de Estados Unidos", dijo Brewer.

El volumen de préstamos estudiantiles pendientes ha experimentado un crecimiento extraordinario, de $100 mil millones de dólares a la cifra increíble de $867 mil millones en unos cuantos años, en la medida en que los préstamos existentes no se pueden pagar y se le cargan intereses (las tasas son significativamente mayores que las hipotecas y se han elevado durante el gobierno de Obama, mientras que casi todas las otras tasas se han contraído), recargos y comisiones. Esta cantidad es más grande que los $704 mil millones en deuda por tarjetas de crédito pendientes en Estados Unidos, según la Reserva Federal de Nueva York, y es alrededor de una décima parte del total de la deuda hipotecaria. Están titularizados y casi un 15% de ellos están atrasados.

Estas cifras empeoran cuando los graduados universitarios no pueden conseguir trabajos decentes. Una joven de 23 años, Steg Gray, quien inició una campaña nacional por Internet para que se eliminen los recargos, ha visto cómo se ha inflado su deuda de $40,000 hasta $65,000, solo dos años después de salir de la universidad.

Otra víctima reciente de la burbuja de la deuda son las iglesias. Muchas hicieron lo mismo que los propietarios de vivienda durante la burbuja -pidieron prestado en contra del valor inflado de sus propiedades para hacer ampliaciones o reparaciones. La compañía sobre información de bienes raíces, CoStar Group señala que los embargos hipotecarios de iglesias ha establecido un nuevo record, con cientos de iglesias forzadas a vender con pérdidas o embargadas por los bancos.