Medvédev repite las advertencias de noviembre pasado

21 de marzo de 2012

Medvédev repite las advertencias de noviembre pasado

21 de marzo de 2012 — El Presidente ruso, Dmitry Medvedev, reiteró este martes 20 que las fuerzas armadas rusas están en proceso de rearmarse seriamente, a fin de responder al sistema antimisiles de la OTAN y Estados Unidos que se construye ahora mismo en Europa. Durante una reunión en el Ministerio de la Defensa en Moscú, Medvédev declaró que "aún cuando las pláticas continúan, nos debemos preparar para un rearme en serio de las fuerzas armadas para que estemos en la condición apropiada y con capacidad de responder a la defensa de misiles en Europa".

"No estamos cerrando las puertas a la comunicación, pero realmente necesitamos prepararnos para un cambio en la situación. Necesitamos estar cabalmente armados para el lapso 2017-2018 y poder responder dentro del marco de referencia de mi mensaje a la nación de noviembre del año pasado", aclaró.

El ministro de la Defensa, Anatoly Serdyukov, habló luego del Presidente e informó que "el Ministerio de la Defensa ha empezado a implementar las medidas técnico-militares aprobadas por el Presidente". Asímismo, reiteró que Rusia sigue abierta al diálogo con sus socios internacionales, y por ese motivo sostendrán una reunión internacional sobre defensa contra misiles los días 3 y 4 de mayo.

Aunque en LPAC no hemos visto aún el discurso completo de Medvédev, en la reunión del Ministerio de Defensa, queremos invitar a los lectores a ver de nuevo el dramático mensaje del 23 de noviembre, al que hace referencia el presidente ruso. En ese mensaje transmitido a la televisión nacional rusa, al cual se puede acceder a la versión con subtítulos en inglés y español, Medvédev reiteró el deseo de Rusia de "construir una asociación estratégica genuina" con las naciones de la OTAN, pero dado que Estados Unidos y la OTAN parecen presentarle a Rusia un hecho consumado, anunció que ha dado órdenes para tomar 5 medidas de preparación militar, para el caso en que Rusia tenga que defenderse, comenzando con la decisión de poner en alerta de combate a la estación de radar de Kaliningrado contra un ataque de misiles.