Economista japonés menciona la Glass-Steagall, ataca a EU y Gran Bretaña por causar la nueva Gran Depresión

22 de marzo de 2012

Destacado economista japonés menciona la Glass-Steagall, ataca a EU y Gran Bretaña por causar y continuar ocasionando la nueva Gran Depresión

22 de marzo de 2012 — Daisuke Kotegawa, quien fuera alto funcionario del Ministerio de Finanzas y representantes japonés ante el FMI, calificó la eliminación de la ley Glass-Steagall como la "principal causa estructural de la burbuja financiera en Estados Unidos y Europa del 2002 al 2007". Desde el Instituto Canon de Estudios Globales donde es ahora el director de Investigaciones, Kotegawa también señaló como agravante severo de la crisis global, la respuesta disparatada que dio el equipo conjunto de Nueva York y Londres, del entonces secretario del Tesoro Paulson, el actual secretario Geithner y su colega británico Darling, el desplome financiero del 2008. Compara esto con la forma en que el manejó una crisis similar en Japón en 1999 (el era director de la división de valores del Ministerio de Finanzas en ese entonces), forzando primero la reversión de las transacciones extranjeras de las compañías quebradas y dejando luego que Japón absorbiera los costos de la liquidación —en vez de forzar al resto del mundo a pagar por sus crisis— y metiendo también a algunos banqueros a la cárcel. De hecho, destaca que EU y Londres ignoraron su constante consejo de que encarcelaran a los banqueros criminales.

Algunas citas (con énfasis agregado) a continuación:

"¿Por que ocurrió la crisis económica mundial después del estallido de Lehman? Poco se ha discutido sobre este punto en detalle, lo que probablemente refleja la parcialidad de los medios de comunicación occidentales hacia Wall Street. La abolición completa de la Ley Glass-Steagall de febrero de 1999 fue la principal causa estructural de la burbuja financiera en Estados Unidos y en Europa del 2002 al 2007. Fue abolida bajo la dirección del Secretario del Tesoro Lawrence Summers durante el proceso de liberalización de los mercados financieros a fines del siglo 20. La ley fue adoptada en 1933 con el fin de dividir el negocio de la banca del negocio bursátil, frente a la trágica experiencia de la Gran Depresión. Una liquidez excesiva creada por un período extendido de política monetaria relajada en la primera década del siglo 21 bajo los auspicios de la Reserva Federal y su presidente Greenspan alentaron el llamado juego monetario por parte de los bancos inversionistas, lo que era inconsistente con las leyes de la demanda real. Dicha política y su administración de la Reserva Federal y el Tesoro fueron las principales causas de la burbuja".

Sobre el desplome de Lehman Brothers dice: "Inicialmente, Lehman estaba negociando con Bank of America una posible compra de Lehman por parte del Banco. El viernes, 12 de septiembre, se vinieron abajo las negociaciones y el Bank of America decidió comprar Merrill Lynch. Después el Grupo Barclays, que era el principal accionista de Lehman y que sería el que sufriría las mayores pérdidas si Lehman quebraba, se unió a la mesa de negociaciones... La noche del domingo 14 de septiembre, la Autoridad de Supervisión Financiera del gobierno británico les informó que la Autoridad de Supervisión Financiera (ASF) no iba a exentar a Barclay de la norma del requisito de someter a votación esta decisión entre los accionistas. Como tal, Barclay tenía que lograr la aprobación de sus accionistas convocando a una reunión extraordinaria en menos de 24 horas. Considerando el hecho de que era físicamente imposible reunirse para dicha reunión, esto fue de hecho una desaprobación del acuerdo por parte de las autoridades británicas... Paulson escribió en su libro que cuando habló por teléfono con Alistair Darling, entonces ministro de Hacienda, este dejó en claro sin un ápice de disculpa en su voz que no había forma de que Barclays comprara Lehman".

[Después de describir como manejo el desplome de Valores Yamaichi y otros en 1997] dice: "Lehman quebró el lunes 15 de septiembre de 2008, sin revertir su enorme volumen de transacciones transfronterizas. Esto tuvo un efecto contagioso extraordinario sobre el sistema financiero mundial, empezando con la división en Londres de la AIG, y desatando una depresión mundial comparable a la Gran Depresión antes de la Segunda Guerra Mundial... El haber liquidado a Lehman solo después de haber revertido todas sus transacciones extranjeras hubiera evitado una crisis mundial. Se entiende que, de haber liquidado a Lehman Brothers solo después de que se hubiesen revertido todas sus transacciones transfronterizas, hubiera significado que el gobierno de Estados Unidos hubiera gastado una enorme cantidad de dinero de los contribuyentes con el fin de rescatar a Lehman Brothers, proteger el sistema financiero de EU y ponerle un alto a cualquier efecto contagioso sobre otras instituciones financieras. Si esto hubiera sucedido, el gobierno habría tenido la necesidad de ofrecer una explicación comprensible a los contribuyentes para convencerlos de porque se tenía que gastar una cantidad tan colosal de dinero público y fiscal. Es muy probable que esto hubiera requerido una investigación sobre la responsabilidad de las autoridades supervisoras y directoras.

"Una investigación así, nunca se ha llevado a cabo en Estados Unidos y el Reino Unido en los tres años y medio del hundimiento de Lehman Brothers. En contraste, hace diez años en Japón, se investigó cabalmente la responsabilidad de los ejecutivos involucrados en la quiebra de instituciones financieras como Yamaichi, LTCB y NCB, y la mayor parte de estos ejecutivos fueron arrestados y enjuiciados. Hemos señalado desde hace mucho la necesidad de dichas investigaciones a nuestros contrapartes en el gobierno de Estados Unidos y el Reino Unido, pero nuestra voz todavía está por escucharse".