El escritor Gunter Grass insiste en su advertencia sobre una guerra nuclear, a pesar de la cacería de brujas en su contra

10 de abril de 2012

10 de abril de 2012 — Como era de esperarse, se ha desatado una cacería de brujas contra el escritor alemán Gunter Grass, quien atacó a Israel por planear un ataque militar preventivo contra Irán y advirtió del peligro que hay de una guerra nuclear, en su poema "Lo que tiene que decirse".

El Gobierno de Natanyahu lo declaró persona non grata y de hecho emitió una prohibición para que no pueda volver a entrar a Israel más nunca. En Alemania, muchos de sus supuestos colegas literatos incluyendo al "gurú" de la crítica literaria alemana, Reich Ranicki, lo están atacando de antisemita, expresando su "vergüenza" y cosas por el estilo, para no enfrentar el problema real. El Ministro de Relaciones Exteriores Guido Westerwelle, está echando a rodar la línea de que el derecho de Israel a existir está siendo amenazado, más no así el de Irán.

Hay algunas voces que defienden a Grass, como los periodistas de la revista Spiegel Jakob Augstein y Gideon Levy; el escritor suizo Adolf Mugsch, que expresó su asombro ante el modo en que están tratando a Grass; y Manfred Kock, quien fuera jerarca de la Iglesia Protestante de Alemania . Kock dijo que toda crítica alemana de la política de Israel predeciblemente lleva a que te acusen de "antisemitismo", y por lo tanto, uno tiene diferenciar bien cuando habla. Sin embargo, no se puede detener el debate, y los perros de ataque ciertamente no reflejan el punto de vista de la mayoría de la población.

Mientras tanto, Grass ha dado varias entrevistas a la televisión y a la prensa, y en ellas se aferra a su posición. La única "corrección" que hace, es que debería haber especificado que son Netanyahu y el actual gobierno, quienes amenazan la paz, no Israel como tal. La entrevista más interesante de nuevo salió ayer en la edición de Pascua del periódico Süddeutsche Zeitung, hecha por el prominente periodista y escritor sobre cuestiones sociales del diario, Heribert Prantl. Esta lleva el título: "Critico una política que crea aún más enemigos para Israel".

Grass subraya que en su poema, que aunque podía haber hablado de la política de asentamientos, el escogió concentrarse en el "hecho que tanto se niega de que Israel es una potencia de armas nucleares". En distintos momentos de la entrevista retoma este punto: "Israel siempre se pudo asegurar su papel militar dominante en la región, a través de diversas guerras. Pero hoy el peligro es una amenaza sin precedentes, un ataque preventivo, un ataque militar inicial contra Irán [que] tendrá consecuencias monstruosas". Prantl dice que Israel no está haciendo ejercicios para hacer un ataque nuclear inicial, sino para la eliminación convencional de la amenaza del potencial nuclear de Irán. Grass responde a esto: "Pero si haces un ataque a reactores nucleares en Irán con bombas y misiles, eso hará que se derritan. Fukushima sucedió hace solo un año. Si destruyes un reactor nuclear con un ataque militar, obviamente no quieres enfrentar el peligro de un derretimiento nuclear. Es para mí completamente incomprensible, porqué esto no está aflorando en la discusión?"

Grass hace una vigorosa aseveración personal al decir, "yo soy realista, estoy en mis 85 años de vida. Sientes que eres un mortal. Este poema es un compromiso a terminar con el silencio y un reto para que se discutan estos temas que hasta ahora han sido tabú en Alemania, por ejemplo, el hecho cierto de que Israel es una potencia en armas nucleares".

Al preguntársele si está "perturbando la paz", Grass respondió: "No hablé en términos generales, sino muy precisos, y llegué al corazón de la cuestión. Son otros los que están perturbando la paz: el Primer Ministro Benjamin Netanyahu, y su Ministro de Defensa y de Relaciones Exteriores, están entre ellos. ¿Por qué? Con Irán y la especulación de que allí se está construyendo una bomba nuclear, están creando un coco. Yo siempre he dicho que Irán está todavía debilitado luego de más de nueve años de guerra con Irak, una guerra que fue respaldada por el envío de armas desde Occidente. La insensibilidad e hipocresía moral de Occidente, que una y otra vez ha respaldado dictaduras, siempre que lo vea útil, es espantosa. Ese fue el caso bajo el sha de Irán, y ese es el caso, hoy, con Arabia Saudita".

Sobre la "coordinación" de los medios informativos, primero Grass se refiere a algunas "peculiaridades" en la forma como manipularon el poema, como el hecho de que una primera versión, que no contenía todavía su llamado para que las dos naciones se controlaran, que le había dado al periódico Die Zeit, de repente apareció en el periódico Die Welt. Luego dice que el no quiere decir literalmente que a alguien les está dictando exactamente lo que deben escribir: "No estoy hablando de un Gleichschaltung, como sucede en un estado totalitario. Pero si nos da la impresión de que esto sucede en una democracia, eso es mucho peor. Yo extraño todo el espectro de opiniones, la discusión controversial, que pertenece a la democracia. Hay un periodismo de hampones contra mí, todos con las mismas fórmulas. La democracia realmente sí te da la oportunidad de ejercer tu libertad". Y una "turba de periodismo no es expresión de la libertad".

Sobre los ataques recurrentes por su membresía de la SS-Waffen, Grass dijo, "Estoy horrorizado de que periodistas de 30, 35 y 40 años de edad que tuvieron la fortuna suficiente de crecer en un largo período de paz, juzguen a un hombre, que fue llevado a las SS-Waffen a los 17 años, cosa que no lo hizo por voluntad propia. En mi opinión, esto viene de la generación que no ejerce suficientemente esos derechos de la libertad de la que gozan hoy".

Grass se refirió a otros autores israelíes, quienes también ven el peligro de la guerra: Amos Oz, David Grossmann, y en Francia, Alfred Grosser "a quienes están aislando por esto". El no quiere presentarse a sí mismo como un "luchador solitario", pero "en vista de la creciente amenaza de guerra, decidí que era tiempo de decir lo que dije. He propuesto que los dos países, tanto a Israel como a Irán, impongan controles nucleares; eso no se está discutiendo. Considero que estas medidas disminuyen el peligro de guerra".

Es interesante que, al comienzo de la entrevista, Prantl se refirió a las advertencias de guerra hechas por el Ministro de Defensa alemán Thomas de Maizière y por Hillary Clinton, diciendo que Grass no es "el único". De Maizière le dio una larga entrevista al SDZ sobre políticas y moralidad, titulada "Las guerras justas no existen". Cuando le preguntaron sobre la necesidad de "una élite", dio que específicamente " necesitas una élite intelectual, gente que tiene cosas que decir y serán escuchadas, buscapleitos en el mejor sentido de la palabra". En el contexto presente, muchos leerán esto como una referencia a Grass.