Las condiciones de Obama condenan las pláticas nucleares con Irán

10 de abril de 2012

10 de abril de 2012 — Paul Pillar, prestante ex analista sobre el Medio Oriente para el Consejo Nacional de Inteligencia de EU y uno de los principales expertos en Estados Unidos, dio a conocer un análisis el 8 de abril en donde sugiere que la posición negociadora de Obama en las próximas pláticas sobre política nuclear con Irán, filtrada el Domingo de Resurrección en el New York Times y otros medios, es un obstáculo que va a sabotear cualquier plática y en vez de esto llevará a la guerra.

Pillar escribe en especial sobre la exigencia de Obama de que se clausure "de inmediato" la instalación nuclear en Fordow, que había sido identificada anteriormente por el desquiciado ministro de Defensa de Israel, Barak, como el objetivo clave para Israel, precisamente con el fin de hacer vulnerable todo el programa nuclear (pacífico) de Irán a un ataque aéreo por parte de Israel.

Pillar dice que "el mensaje de Occidente a Teherán parece que es bastante claro: podríamos estar dispuestos a tolerar algún tipo de programa nuclear iraní, pero solo uno en donde sus instalaciones pudieran sufrir daños significativos si nosotros, o los israelitas, deciden después bombardearlo. En otras palabras, insistimos en mantener como rehenes las instalaciones nucleares iraníes, sujetas a un ataque armado. No es exactamente el tipo de formulación que inspire confianza entre los dirigentes iraníes y les de muchos incentivos para seguir adelante con un acuerdo... Las demandas que se pueden interpretar fácilmente como orientadas a acabar con el acuerdo o diseñadas con un ataque militar en mente, plantean dudas sobre" si el gobierno de Obama quiere un acuerdo.

En resumen dice: "Dado lo que está en juego, el gobierno no se puede dar el lujo de enredar el proceso enfocándose en demandas que parecieran tener más que ver con simplificarle la tarea a los efectivos de las fuerzas armadas israelíes que con cualquier otra cosa" .

Respondiendo al informe de Pillar, Lyndon LaRouche dijo que "esto es aún más significativo. Esta es la política británica. La política británica es que ellos no van a iniciar una Tercera Guerra Mundial, una Tercera Guerra Mundial termonuclear, a condición de que las pretendidas víctimas se muestren indefensas".

"Y por lo tanto, no tienen intenciones de que haya paz".

"Y lo mejor que podemos hacer, es que la Suprema Corte de Justicia encabece el enjuiciamiento político de Obama. La gente que quiere la paz tiene que cooperar con la Suprema Corte en el caso del enjuiciamiento de Obama. Porque es la Suprema Corte a la que se tiene que recurrir, usualmente, en un proceso de enjuiciamiento político de este tipo. Es el Congreso el que tiene que hacer en realidad el juicio político, pero tiene que coincidir con la aceptación de la Suprema Corte.

"La Suprema Corte es el cuerpo rector, en su jurisdicción, pero el voto real, como en cualquier votación, toma lugar en el Congreso. Ya sea que la Suprema Corte inicie el enjuiciamiento político y el Congreso vote, o el Congreso vote y después la Corte Suprema lo apruebe implícita o explícitamente".

"En otras palabras, las ramas Legislativas y Judicial tienen que estar coordinadas, implícita o explícitamente".

Ver: http://nationalinterest.org/blog/paul-pillar/hostages-iran- 6749 [1]

Vínculos:

[1] http:/ nationalinterest.org/blog/paul-pillar/hostages- iran-6749