Obama activó su "Consejo para la Prevención de Atrocidades" estilo Libia, para lanzar guerras contra países selectos

24 de abril de 2012

24 de abril de 2012 — Barack Obama aprovechó su discurso en el Museo del Holocausto en Washington, DC, el pasado lunes 23 para anunciar su plan a escala total para lanzar guerras preventivas contra los Estados soberanos, comenzando con Irán y Siria.

Pero el de Obama no fue un simple discurso. Mediante decreto ejecutivo se tomaron las siguientes medidas:

* Convocó a la primera reunión del Consejo para la Prevención de Atrocidades, bajo la presidencia recién designada de Samantha Power;

* Ordenó a las 16 agencias de inteligencia de Estados Unidos que preparen una Evaluación de Inteligencia Nacional sobre los riesgos de atrocidades en masa que requieran la intervención de Estados Unidos;

* Impuso nuevas sanciones contra empresas que tengan negocios de tecnología informática con Irán y Siria porque supuestamente han utilizado la tecnología para negarle a su población sus "derechos humanos" de utilizar la Internet;

* Patrocinó un evento teatral de podcast con Facebook y Twitter en la Casa Blanca en donde víctimas del Holocausto y activistas se podían comunicar en público con Samantha Power, Valerie Jarrett y una docena de otros "intervencionistas humanitarios".

Estos son algunos apartes del discurso de Obama:

"El año pasado, en la primera directiva presidencial que se haya dado en este desafío, dejé en claro que 'impedir atrocidades en masa y genocidio es del interés esencial de seguridad nacional y una responsabilidad moral esencial de Estados Unidos de América' ".

Luego Obama paso a dar una lista de sus triunfos, en los que la intervención de Estados Unidos, desde la acción militar hasta otras "herramientas", dizque "salvaron vidas". En la lista se incluye el derrocamiento de Gadafi, la cacería del Ejército de Resistencia del Señor, en Uganda, el referéndum en Sudán del Sur, y la transición política en Costa de Marfil.

"Ahora... Nos vamos a asegurar que el gobierno de Estados Unidos tenga las estructuras, los mecanismos para mejor impedir y responder a las atrocidades en masa. Así que creé por primera vez en la Casa Blanca un puesto dedicado a esta tarea. Por eso creé un Consejo para la Prevención de Atrocidades, para reunir a los funcionarios de más alto nivel de nuestro gobierno a que se enfoquen en esta misión decisiva. Esta no es una ocurrencia tardía. No es una actividad suplementaria de nuestra política exterior. El Consejo ser reunirá por primera vez hoy en la Casa Blanca...

"Vamos a fortalecer todas nuestras herramientas y vamos a crear nuevas. La comunidad de inteligencia va a preparar, por ejemplo, la primera Evaluación de Inteligencia Nacional sobre el riesgo de las atrocidades en masa y genocidio. Vamos a institucionalizar el foco en esta materia. Vamos a garantizar mediante 'canales de alerta' en todo el gobierno que la información sobre crisis en desarrollo, y opiniones disidentes, lleguen rápidamente a quienes toman las decisiones, incluyéndome a mi".

Luego anunció las nuevas sanciones a las empresas que hagan negocios de tecnología informática con Irán y Siria, e indicó que se tomarán otras medidas adicionales.

En coordinación con el anuncio de Obama del lanzamiento del Consejo para Prevención de Atrocidades, un grupo de senadores traidores se adelantó el domingo 22 de abril para introducir una resolución bipartidista en la que se ataca al gobierno sirio y se le señala de cometer "delitos contra la humanidad" y le hacen un llamado al Presidente Obama "a referir la situación en Siria al recién establecido Consejo para la Prevención de Atrocidades y ante otros procedimientos legales internacionales disponibles". La resolución la introdujeron el senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, y el senador demócrata de Connecticut, Richard Blumenthal, junto con otra media docena de copatrocinadores, entre ellos el senado republicano de Arizona John McCain. Además, el senador demócrata de Massachusetts, John Kerry, luego de asistir a una audiencia de la Subcomisión de Relaciones Exteriores del Senado sobre África, anunció que el introduciría otro proyecto de ley bipartidista , el S-2381, para fortalecer el Programa de Premios del Departamento de Estado a quienes capturen a los acusados de violación de derechos humanos cuyas acciones se ajusten a los términos del Consejo para la Prevención de Atrocidades.