Austeridad dictada por la UE: se derrumba gobierno holandés, crece la oposición en la República Checa

25 de abril de 2012

24 de abril de 2012 — El domingo en la tarde se derrumbó el gobierno holandés, por lo que Mark Rutte, jefe del gobierno de minoría tuvo que presentar su renuncia el lunes. Esto ha provocado grandes lamentos, porque Alemania perdió así a uno de sus "socios más estables" en el pacto fiscal. Hace unos días, la firma calificadora Fitch había amenazado con bajarle la calificación a Holanda de su nivel actual AAA, porque corre el riesgo de no alcanzar los objetivos sobre el déficit fijados por la Unión Europea (UE), es decir, bajar el nuevo límite de endeudamiento público a menos del 3% en el 2013 de su nivel actual del déficit de 4.7%.

Geert Wilders del PVV (Partido Libertad) después de negociaciones de una semana, se negó a aceptar el paquete de austeridad de la UE, que quería instrumentar el gobierno de Mark Rutte (una coalición de liberales y demócrata cristianos). El gobierno de minoría necesitaba el apoyo del PVV para poder reunir la mayoría necesaria de 76 de las 150 curules. Wilders, un populista derechista con una actitud xenofóbica en contra del Islam, dice que su lucha es "en contra del dictado de Bruselas y el asalto en contra de los ciudadanos de la tercera edad" y que esta decisión es "en contra de Europa, en contra del 3%, en contra del euro".

Según la Constitución tiene que haber elecciones antes de tres meses. Ahora hay negociaciones para decidir sobre un gobierno de transición. Hasta ahora, se tiene programada una votación en el parlamento para mayo o junio para votar sobre el Mecanismo de Estabilización Europeo (MEE) y sobre el Pacto Fiscal en la segunda mitad del año.

El dictado de la UE, que estaba tratando de imponer el fracasado gobierno incluía: recortes de entre 14-16 mil millones de euros, además de los 18 mil millones de euros en recortes que ya se habían acordado; un alza del impuesto IVA del 19% al 21%; congelamiento de salarios para los empleados estatales; recortes en el presupuesto de servicios de salud, en donde los pacientes pagarían 9 euros por cada receta, más recortes por 600 millones de euros; y elevar la edad de jubilación a 66 años, bajando la fecha de entrada en vigencia del 2020 al 2015. La ayuda al desarrollo se tenía que recortar en 750 millones de euros. Los cálculos de las oficinas estatales sobre estadísticas mostraron claramente que las medidas de austeridad iban a afectar directamente a la población de menores ingresos y disminuir en general el poder de compra.

También se opusieron al propuesto paquete de austeridad los otros partidos de oposición, los socialistas y socialdemócratas. En cualquier caso, es ahora muy difícil que logren la mayoría requerida para aprobar el MEE y el Pacto Fiscal. El gobierno de transición pudiera tratar de imponerlo usando vías expeditas antes de las nuevas elecciones, bajo presión de "los mercados".

También en la República Checa crece la resistencia en contra del dictado de la UE. Unas 100,000 personas se manifestaron el sábado 21 de abril, en contra del paquete de austeridad en Praga, impuesto por el gobierno conservador-liberal. Se dice que esta es la manifestación más nutrida desde que derrocaron al gobierno comunista en noviembre de 1989. Fueron los sindicatos y la oposición de izquierda los que convocaron a manifestarse lo que atrajo a población de todas partes del país.

El gobierno de Praga ha presentado un paquete de austeridad con "reformas" a las pensiones y a la salud y mayores recortes, lo que se supone que debe reducir el déficit para 2013 y 2014 por abajo del 3% del nuevo límite de endeudamiento. A principios de abril, el primer ministro Petr Necas le dijo a la canciller alemana Angela Merkel de visita en el país, que el país iba a cumplir a como diera lugar con las condiciones de la UE, aunque no hubiera firmado el Pacto Fiscal.

Dos terceras partes de la población están a favor de nuevas elecciones. Si el gobierno no puede ganar el apoyo de una mayoría estable, después de que se dividió el pequeño partido "Asuntos Públicos" (VV) pudiera tener que considerar convocar a nuevas elecciones. En este caso, se espera que los social demócratas y los comunistas obtengan la mayoría. Acusan al gobierno de destruir la red social estatal, sin haber podido ponerle freno al creciente endeudamiento estatal.

Aunque haya a quienes ciertamente no gustó el hecho de que el gobierno checo no firmó el Pacto Fiscal y quieran derrocarlo por esta razón, la dinámica principal en la situación es el efecto que ha tenido la austeridad brutal, sin importar que la apliquen con o sin la firma formal de la UE. Ciertamente es el principal factor en la situación actual por todos lados en Europa, lo que abre nuevas opciones, que si no se aprovechan, van a llevar al caos y a dictaduras.