Los dos principales partidos a favor de la austeridad en Grecia sufren grandes reveses. No pudieron integrar un gobierno

8 de may de 2012

8 de mayo de 2012 — Los resultados de las elecciones parlamentarias en Grecia prácticamente arrojaron del gobierno a los dos partidos más grandes, que han llevado a cabo las políticas de austeridad exigidas por el imperio británico vía la Troika (FMI, UE, BCE). Los resultados televisadas por toda Grecia, ponen al Partido Nueva Democracia a la cabeza con 18.96% del voto, que representa una pérdida significativa si se compara con el 33.5% que obtuvo en 2009. En segundo lugar quedó el Pasok con 13.23%, mucho menos de la mitad del 43.9 que obtuvo en 2009; juntos solo alcanzan 32% con lo cual no tienen suficientes votos para integrar un gobierno. Le toca ahora al partido Syriza, un partido de coalición de izquierda opuesto a la austeridad, que alcanzó por primera vez un 16.7% que significa el triple de lo que obtuvo en las elecciones anteriores.

Esto significa que los dos partidos que han impuesto las políticas fascistas de genocidio en Grecia recibieron menos del 35% de la votación combinados, comparado con el 77% de la votación que obtuvieron en el 2009.

Alexis Tisipras, dirigente del Partido Syriza, hizo campaña en contra del acuerdo de austeridad y a favor de un Nuevo Trato al estilo FDR. Ahora Syriza, de acuerdo a las normas griegas, tratará de integrar un gobierno con los demás partidos contrarios a la austeridad que igualmente obtuvieron una votación significativamente mayor a la convencional, como el partido Griegos Independientes que recién se formó antes de las elecciones y sacó el 10.57%; el Partido Comunista Griego (KKE) sacó el 8.46%; el partido Izquierda Democrática ganó el 6.09%, y el partido de ultraderecha Dorado Amanecer sacó 6.96%.

En un discurso reciente, Tisipras declaró que: "Durante dos años han estado tomando decisiones sin consultarnos. La población griega no les dio el mandato para que tomaran esas decisiones. En la cuna de la democracia, no hay democracia. Ha llegado el momento de regresar a la democracia al lugar que le corresponden en el lugar donde nació".

"Si continúan las políticas de austeridad, Europa corre el grave peligro de dividirse. Estas políticas están causando desdicha, desempleo y pobreza, como sucedió en los 1930. Europa necesita solidaridad social y no seguir las leyes del mercado". Había dicho que están convirtiendo a Grecia en un "protectorado", despojada de cualquier derecho a opinar sobre sus propios asuntos. "Queremos que se anule el acuerdo sobre préstamos" insistió, calificando de "inhumanos" los términos que le adjuntaron al paquete de rescate de la economía griega. "Europa necesita desesperadamente un Nuevo Trato al estilo Roosevelt".