En Haití el genocidio no tiene fin; como se pronosticó, el cólera azota de nuevo

1 de may de 2012

1 de mayo de 2012 — Como se había pronosticado, la estación lluviosa en Haití, que comenzó hace un mes, desató un brusco incremento de cólera que deja como mínimo, 150 casos nuevos diarios en el país, eso aunado a las inundaciones, los deslaves, desechos y heces fecales flotando, que contaminan el agua en Puerto Príncipe y en los mal llamados "refugios temporales" en los que hay decenas de miles de haitianos desplazados.

Fuertes lluvias, evacuaciones en masa y nuevos casos de cólera también están afectando a República Dominicana que comparte con Haití la isla La Española.

Esto es genocidio puro y simple; exactamente lo que ordenó la Real Sociedad británica.

Todos los departamentos de Haití están siendo golpeados por las lluvias, pero los que se ven más afectados son los que están en el sudeste, o sea, Nippes, Grand Anse y Quest. En la última semana de abril, como consecuencia de las inundaciones y los deslaves, fallecieron cuando menos 10 personas. Cosechas, animales y casas han sido destruidas y en la capital, por lo menos 10,000 personas fueron evacuadas de los campamentos de "personas desplazadas" y llevadas a "refugios de emergencia" en los que probablemente no van a estar mejor. Algunas de las calles de la ciudad se han convertido en lagunas.

Se sabía que el cólera iba a regresar con la llegada de la estación de las lluvias. Sin embargo todavía no hay ni personal médico suficiente, ni instalaciones para tratar el número cada vez mayor de enfermos de cólera. A dos años después del terremoto de 2010, todavía no existe infraestructura sanitaria mejorada que pueda garantizar agua potable para la población. Como va la cosa, hasta ahora lo que se le ofrece a los haitianos como esperanza de futuro es la construcción de siete lujosos hoteles en la capital y sus alrededores, para atraer turistas e inversión.

El Dr. John Carroll, un médico internista que está trabajando en las barriadas de Puerto Príncipe, informa que Médicos Sin Frontera (MSF) está haciendo el "trabajo más pesado" al proveer tratamiento contra el cólera, y están viendo como se triplican los casos en sus Centros de Tratamiento contra el Cólera (CTC) en Puerto Príncipe y Leogane, solo en un mes. MSF tuvo que abrir otra vez su centro en Carrefour, en la zoma sur de la capital, para poder ocuparse del incremento de nuevos pacientes y evitar así que otros centros de CTC, cerca de la ciudad, llegaran a tener más pacientes de los que pudieran tratar.

Se constató que solo la semana pasada hubo 225 nuevos casos en la región Central Plateau. En Hinche, la ciudad principal de esa región, en un solo mes fallecieron 29 personas.

El hecho de que no existe un gobierno eficiente en el país está exacerbando la situación, y se está dirigiendo rápidamente al caos. En las últimas tres semanas, el Presidente Michael Martelly ha estado hospitalizado en Miami, y no hay nadie que lo reemplace, porque la persona que el escogió como nuevo Primer Ministro todavía no ha sido ratificado. Grupos de paramilitares armados se pasean por las calles, e inclusive irrumpieron en el Parlamento la semana pasada para obligar a los diputados a que votaran por la opción a Primer Ministro de Martelly, sin éxito alguno. Ha habido asesinatos políticos de mucho relieve, han asesinado policías, lo cual orilló a la fuerza policial a declararse en huelga, cosa que empeoró el caos.