Putin toma posesión: Declara la intención de que Rusia se convierta en "el centro de gravedad para toda Eurasia"

9 de may de 2012

9 de mayo de 2012 — Vladimir Putin regresó el lunes 7 a la Presidencia de Rusia, y tomó posesión a mediodía ante una congregación de dignatarios reunidos en tres salones del Gran Palacio del Kremlin en Moscú. La ceremonia de una hora de duración se televisó a nivel nacional, e incluyó formalidades militares entre el Regimiento del Kremlin y, por separado, el Presidente saliente Medvedev y el recién electo Presidente Putin. Se dispararon cañonazos y se tañeron las campanas de la torre del campanario de Iván el Grande del Kremlin y se usaron en las procesiones música de Tchaikovsky y Glinka. Después de la ceremonia de toma de protesta, hubo una breve pausa en la cobertura televisiva mientras Putin recibía de Medvedev el llamado maletín nuclear, los códigos de control del arsenal de armas nucleares de Rusia; esto ocurrió en un salón reservado, sin cámaras. El patriarca Krill de la Iglesia Ortodoxa Rusa ofició los servicios en la Catedral de la Anunciación del siglo 15 en el Kremlin (originalmente la capilla familiar del Gran Príncipe moscovita).

En un breve mensaje inaugural, Putin habló de su responsabilidad de servir a Rusia y a sus ciudadanos. Caracterizó su próximo período presidencial como un período que seguramente será histórico:

"Estamos entrando ahora en un nuevo nivel de desarrollo nacional que requiere que resolvamos problemas principalmente a un nuevo nivel, tareas con una cualidad y escala diferentes. Estos próximos años van a ser decisivos para forjar el futuro de Rusia durante décadas. Todos debemos entender que la vida de nuestras generaciones futuras y nuestras perspectivas como país y nación dependen hoy de nosotros y de lo que logremos realmente en la construcción de una nueva economía y en el desarrollo de niveles de vida modernos, depende de nuestros esfuerzos para hacernos cargo de nuestra población y apoyar a nuestras familias, de nuestra determinación para desarrollar nuestras inmensas extensiones, desde el Báltico al Pacífico, y de nuestra capacidad de convertirnos en dirigentes y centro de gravedad para toda Eurasia. Nuestro triunfo está garantizado si nos mantenemos firmes sobre los cimientos sólidos de nuestras tradiciones culturales y espirituales de nuestra población multiétnica, nuestros siglos de historia, los valores que han sido siempre la piedra angular moral de nuestra vida, y si cada uno de nosotros vive según su consciencia, con amor y fe en su país, sus familias y seres queridos y cuidando de la felicidad de sus hijos y el bienestar de sus padres".

"Nosotros queremos vivir y vamos a vivir en un país democrático en el que todos tengan la libertad y la oportunidad de aplicar sus talentos y trabajo, y su energía. Nosotros queremos vivir y vamos a vivir en una Rusia exitosa que el mundo respete por ser un socio confiable, abierto, honesto y predecible. Yo creo en la fortaleza de nuestros objetivos e ideales comunes, nuestra determinación para transformar nuestro país, los esfuerzos unidos de nuestra población, y nuestro deseo común de libertad, verdad y justicia. Estamos preparados para las pruebas y logros frente a nosotros. Rusia tiene un pasado grande y un futuro igual de grande".

Para media tarde, Putin había presentado ante la Duma del Estado la candidatura de Dmitri Medvedev como Primer Ministro. Medvedev está llevando a cabo consultas con los grupos partidistas en la Duma, que tiene que aprobar su nombramiento, y se espera que para esta semana haya anuncios sobre los nuevos miembros del gabinete ministerial del gobierno. Para esta tarde, Putin ya ha emitido 14 decretos presidenciales, incluyendo uno amplio sobre los objetivos de gran alcance de la economía de Rusia. Otros decretos tienen que ver con la educación, vivienda, entrenamiento de mano de obra calificada, la industria de defensa, relaciones interétnicas y otras áreas políticas que Putin trató en sus artículos programáticos dados a conocer durante su campaña presidencial.