"Rusia no se doblegará a la voluntad de Washington"

14 de may de 2012

14 de mayo de 2012 — Ni tampoco a las amenazas de guerra termonuclear de Londres y Obama.

Este domingo 13, varios medios de comunicación británicos, estadounidenses, canadienses y australianos destacaron las protestas contra Putin en Moscú, de más o menos 10,000 personas, dándole más prominencia que a los más de 100,000 personas que manifestaban contra la austeridad fascista en España, por ejemplo. Entre estos medios se cuentan los diarios británicos The Guardian y el Times, los canadienses Toronto Globe y Mail así como el neoyorquino Wall Street Journal. Pero aparte de estos, si hubo información destacada sobre la nueva realidad que sigue a la sacudida que le dio Putin a Obama y a la Casa Blanca.

El diario Chicago Tribune publicó una artículo largo y relativamente veraz, donde informa que "Putin envió el mensaje de que mientras el esté al mando, Rusia no se va a doblegar a la voluntad de Washington cuando sus intereses estén en juego. 'Yo creo que la señal que el quiere enviar a Estados Unidos... es que los acuerdos con Estados Unidos se van a construir sobre un equilibrio de los intereses estratégicos de Estados Unidos y Rusia', dijo Dmitry Trenin, director del grupo de peritos Carnegie Moscow Center. 'Rusia no va a hacer concesiones unilaterales'.

"De manera más crudamente, el jefe del Estado Mayor Conjunto dijo la semana pasada que Rusia podría lanzar un ataque preventivo en contra de las instalaciones de defensa antimisiles de la OTAN en Europa si se siente una amenaza suficiente.

"Washington dice que el escudo [de defensa antimisiles] tiene el objetivo de contrarrestar una amenaza potencial de parte de Irán y no plantea ningún riesgo para Rusia. Moscú mantiene que le puede dar a Occidente la capacidad para interceptar los misiles balísticos intercontinentales rusos, afectando el equilibrio estratégico entre los enemigos de la otrora Guerra Fría.

"Putin ha dejado en claro que Rusia, que es un miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con capacidad de veto, buscará la manera para reducir el poderío global de Estados Unidos y se opondrá a lo que considera una interferencia injustificada y desestabilizador, orquestada por Estados Unidos, en los asuntos de estados soberanos, como Siria y la misma Rusia".

En Alemania, la cadena informativa Deutsche Welle publicó un artículo largo y bastante preciso, titulado "Por que Rusia le dice Nyet a la defensa antimisiles de la OTAN". El informe dice que esta es la verdadera razón por la cual Putin rehusó asistir a la cumbre de la OTAN. Con exactitud describe la historia que precede a la sacudida dada por Putin: en el 2007 Putin y Medvédev le ofrecieron a la OTAN colaborar en el diseño y la construcción de un sistema de defensa antimisiles en contra de "ataques de Estados forajidos"; el Gobierno de Bush rechazo la propuesta; luego Obama fingió que aceptaría una congelación el asunto a fin de dar tiempo para volver a iniciar el proceso; finalmente, Obama dio una media vuelta y rechazó la colaboración ofrecida por Rusia y respaldó de lleno el sistema de la OTAN.