Alemania cede al rescate hiperinflacionario al tiempo que se hunde la banca cada vez más

16 de may de 2012

16 de mayo de 2012 — Un "sorprendente" artículo en la revista alemana Der Spiegel no solo anticipa que Grecia abandonará el euro, como lo señaló el sábado el ministro de Finanzas de Alemania, Schaeuble, sino que además cita fuentes anónimas que dicen que el mentado Fondo Europeo de Estabilidad Finaciera le seguiría dando ayuda financiera a Grecia, incluso si abandonase el acuerdo de austeridad con la Troika (FMI, Banco Central Europeo y Unión Europea); e inclusive aunque abandonara el euro. "Grecia seguiría recibiendo ayuda como miembros de la Comunidad Europea... Esto es para asegurar que se podrán mitigar las consecuencias de una posible salida del sistema del euro".

La situación desesperada de la crisis bancaria ha llegado a ser tan desesperada que el FMI y los tecnócratas de la Comunidad Europea ya no pueden seguir fingiendo, ni el gobierno de Merkel ni el Banco Central Europeo tampoco. El costo de la continuación del rescate financiero sería inmenso, especialmente para Alemania, y la política de austeridad fascista está desatando revueltas en toda Europa. Pero con la deuda de Grecia y de España atadas inexorablemente a billones de deuda soberana que se hunde lentamente en los libros de los bancos, ellos tienen que tratar de evitar que la deuda se hunda rápidamente y acabe con los bancos. De ahí que el panorama es el incremento del rescate financiero e inclusive la tolerancia de Alemania a la hiperinflación, a menos de se extienda la ley Glass-Steagall desde Estados Unidos a Europa, y pronto. Porque de otra manera no hay nada que puedan hacer.

En Grecia fracasaron las conversaciones para integrar una gobierno de "unidad" imposible y se anunció que habrán nuevas elecciones en las cuales la austeridad será rechazada en forma mucho más dramática. El impacto de esto, y del resultado de las elecciones en Francia, se sentirá en Irlanda, que el 31 de marzo tendrán votaciones para un referéndum sobre el Pacto de Austeridad. Cientos de miles de jóvenes se manifestaron ayer por toda Europa en contra de estas políticas, el mayor número de ellos se manifestó con los Indignados en España. Y en Alemania, la política de austeridad de Merkel fue rechazada de nuevo en otro estado este domingo, en este caso fue en el estado con mayor población en el país, North Rhine-Westphalia, en donde los socialdemócratas del SDP y el partido verde ganaron y perdió el CDU.