El Departamento de Justicia amordaza a fiscal de Virginia Occidental para que no comente sobre el lavado de dinero del HSBC

19 de may de 2012

19 de mayo de 2012 — De nuevo hace de las suyas el Procurador General de EU, Eric Holder, protector de Obama, tratando a la Constitución y a los estadounidenses con desprecio, ahora en el caso de las acusaciones contra el banco HSBC, el banco gigante del imperio británico que está bajo investigación por lavado de dinero en múltiples jurisdicciones. Investigadores de Executive Intelligence Review (EIR) supieron el viernes que el Departamento de Justicia (DoJ) de Holder amordazó a la oficina del Fiscal del Distrito Norte de Virginia Occidental e instruyó a esa oficina a dirigir todas las preguntas sobre el caso de lavado de dinero del HSBC a las oficinas centrales, donde las respuesta es, "Sin comentario".

El HSBC está bajo investigación del Departamento de Justicia, a cargo del despacho del fiscal federal del Distrito Oriental, también por la oficina de la Contraloría de la Moneda, y por la Subcomisión de Investigaciones Permanente del Senado, pero no hay la impresión de que estas investigaciones son serias. Estas agencias han estado investigando al HSBC desde el 2003, y el HSBC ni siquiera a recibido un "golpecito" en la muñeca. Al fiscal federal de Virginia Occidental le dijeron en 2010 que diera por terminada su investigación de 5 años sobre el HSBC y que la enviara a la oficina central en Washington, pero hasta ahora no se han presentado cargos. Estas investigaciones múltiples constituyen un medio conveniente de encubrimiento, porque todas las agencias tienen la orden de decir que,"No podemos hacer comentarios sobre un investigación que está en marcha".

Un informe de la oficina del fiscal federal de Virginia Occidental dice que el HSBC hizo una operación que era "un esquema sistemático de cuentas falsas, diseñado exclusivamente para hacer que parezca como que el banco acataba" las normas contra lavado de dinero y la Ley de Secreto Bancario. El HSBC fue puesto bajo supervisión moderada en 2003 por sus relajados procedimientos contra el lavado de dinero, y contrató a un ex fiscal para colocar un llamativo programa de computadoras. La vigilancia federal sobre el HSBC se levantó después de unos pocos años, pero para mayo del 2010, el HSBC tenía un "retraso de casi 50,000 alertas [sobre cuentas con actividades sospechosas de clientes del banco] y crecen exponencialmente cada mes", según la agencia Reuters, que cita documentos que revisó el servicio noticioso.

El comentario de Lyndon LaRouche sobre el caso de lavado de dinero del HSBC se informó en un boletín de prensa de EIRNS el pasado 15 de mayo, titulado, "Agarraron al HSBC lavando narcodólares en México. ¿Qué tanto de eso fue a parar a la campaña de Obama en 2008? " [1]. Este boletín de prensa fue retomado por el sitio electrónico antimoneylaundering.es que tiene su sede en Caracas, Venezuela, y en Panamá. El sitio electrónico es parte de una organización internacional que organiza conferencias para agencias oficiales y privadas que combaten el lavado de dinero.

Enlace:

[1] http://larouchepac.com/node/22702