JP Morgan Chase: ¿Podría llegar hasta los $30 mil millones?

23 de may de 2012

23 de mayo de 2012 — La crisis de las crecientes pérdidas en derivados de JP Morgan Chase sigue impulsando la campaña sobre la urgencia de restablecer la Ley Glass-Steagall, empezando con su introducción ya tan demorada en el Senado de Estados Unidos.

La campaña de la candidata al Senado, Elizabeth Warren y el comité boldprogressives.org anunciaron esta mañana que Warren había recibido más de 87,000 firman de apoyo a su petición sobre la Glass-Steagall, desde que la comenzó a circular hace seis días; la campaña continua presionando para que circule más y obtener firmas en masa a nivel nacional antes de que Warren la presente "con más de 100,000" firmas en el Congreso. El e-mail organizativo comienza con las pérdidas de JP Morgan, que dicen exceden ahora los $3 mil millones y al alza. Pero CNN informó el 21 de mayo que varias fuentes en los mercados de derivados dicen que las pérdidas se podrían remontar hasta los $6 o $7 mil millones, por lo pronto.

El ex Secretario del Trabajo Reich, en su último blog del 22 de mayo, continua batiendo tambores exigiendo la Glass-Steagall, empezando con su reto al presidente Obama por atacar Bain Capital pero no al banco JP Morgan Chase. Se burla de la Regla Volcker y de la ley Dodd-Frank por "pretender que sea una versión ligera de la Glass-Steagall" pero con la intención de que no sirva de nada. Reich dice que "no existe otra alternativa sino revivir la Glass-Steagall en su totalidad. Incluso con esto, los bancos más grandes son todavía demasiado grandes para quebrar o ser regulados. También necesitamos hacer caso del consejo reciente de la filial de Dallas de la Reserva Federal y dividirlos".

Lyndon LaRouche apoyó lo dicho por Reich de que diseñaron la Regla Volcker para que fracasara, y agregó que fue diseñada de hecho para descabezar el movimiento por una Glass-Steagall, en el momento en que los senadores Cantwell y McCain tenían los votos suficientes en el Senado para aprobar la Glass-Steagall. No es mera coincidencia que cuando Volcker estaba a cargo de la política económica de EU las tasas de interés se remontaron a un 20% y la economía se hundió.

La sección "Room for Debate" del diario New York Times reproduce partes de la columna de Reich, donde el consultor económico y experto en valores, Yves Smith también hace un llamado por el restablecimiento de la Glass-Steagall. Y McClatchy News subió un nuevo editorial pidiendo una "ley Glass-Steagall actualizada que divida los grandes bancos" donde dice que "JP Morgan Chase" es una amenaza a la seguridad nacional de EU. Destaca que el editorial se publicó primero en el Philadelphia Daily News el 18 de mayo.

En cuanto al JP Morgan Chase, el 21 de mayo anunció no iba a seguir adelante con su plan de aumentar el dividendo ni con la compra de acciones propias por $15 mil millones, que había anunciado el gerente general Jamie Dimon con tanto lujo en marzo, inmediatamente después de que la Reserva Federal publicó sus últimas pruebas de stress de los bancos. La Fed le está diciendo ahora a JPMorgan que abandone esos planes de dispersar capital y que en vez de esto lo conserve.

Por supuesto, es absurdo sugerir que el banco más grandes y "mejor capitalizado" de EU podría enfrentar la posibilidad de quiebra o un enorme rescate, ¿no es así? Pero el sitio electrónico zerohedge.com examinó el informe de la Reserva Federal sobre la última prueba de stress del JP Morgan Chase, para ver si pudiera haber ahí una "línea roja" del peor de los casos, ante la cual la Fed con seguridad le iba a ordenar al Morgan que conservara su capital. Zeroheldge.com encontró que si había una sugerencia sobre una posible línea roja, ante una pérdida potencial (que hubieran pérdidas combinadas en TODOS los valores y contrapartidas) de alrededor de $30 mil millones de dólares.