La doctrina Blair vs. la doctrina Putin

27 de may de 2012

27 de mayo de 2012 — Luego terminaron las reuniones del G-8 y de la OTAN la semana pasada, la discusión ha girado en torno al retorno de Tony Blair y su relación con Obama. Blair ha pasado mucho tiempo en EU como asesor clave para la reelección de Obama. Luego de maquinar la reelección, él planea regresar a Gran Bretaña y volver al poder como Primer Ministro.

De esa manera, el bloque Obama-Blair dirigirá al mundo (si es que todavía existe, lo que es improbable), a nombre de la Doctrina Blair anunciada en Chicago en 1999: Llegó el fin de la era del Tratado de Westfalia, es decir, la era del Estado nacional, se acabó. ¡Saluden todos al imperio mundial!

Un punto clave de la Doctrina Blair para hoy, es que la OTAN debe poder hacer la guerra sin consultar a sus legislaturas nacionales, porque "no hay tiempo" para obtener su permiso. Justo lo que Obama hizo en Libia, y lo que su Secretario de Defensa, Leon Panetta, en nombre de Obama, dijo ante un incrédulo comité del Senado a principios de año: El permiso de la OTAN es todo lo que necesitamos; nosotros los consultaremos a ustedes sólo cuando sea conveniente.

Un ataque total a la soberanía nacional.

Lyndon LaRouche caracterizó esto como la formación de una maquinaria militar enfocada hacia el oriente, dirigida contra Rusia. Lo que se ve es la confrontación directa de la Doctrina Putin de la soberanía nacional y la legalidad internacional, que es Westfaliana, contra esta Doctrina Blair. La cuestión de la Tercera Guerra Mundial se trata de eso. En nombre de sus amos, Tony Blair está dispuesto a ocasionar la extinción de la raza humana si es que no se somete.

Hay varios países que se encuentran alineados con la Doctrina Putin, entre ellos Rusia, China, India y ahora se sumó Pakistán; estos países juntos son la mayor parte de la humanidad, a favor del Estado nacional y la soberanía. En oposición a estos, se encuentra el Nuevo Partido Veneciano controlando las monarquías británica y holandesa, su lacayo Tony Blair y su mero instrumento Barack Obama.

Es claro cuán diferente será el mundo desde el instante en que Obama sea destituído de su cargo. El asunto fundamental es sacarlo ahora.