Reacciones en cadena de la desintegración económica transatlántica

6 de junio de 2012

6 de junio de 2012 — Detrás de las diversas maniobras para llevar a cabo un imposible rescate de los bancos de la zona del euro, se asoma la realidad del sufrimiento y el caos que ocasionan las reacciones en cadena del incumplimiento de pagos en el sistema que hace explosión.

La situación en Grecia hace imposible la vida en el país, y todavía no ha llegado lo peor, a menos que se elimine el sistema monetarista mortal. Por ejemplo, Grecia depende 40% de las importaciones para su consumo alimenticio (a lo cual se llegó bajo el régimen de la Unión Europea y la Organización Mundial del Comercio), pero estas importaciones, además de las actividades relacionadas –empaque, procesadores químicos, etc.— se hallan en una situación de caos debido a la desintegración económica ocasionada por salarios que no se han pagado y, en particular, la terminación del aseguro de crédito al comercio, impuesto por las compañías globales dominantes de aseguro, como son Allianz-Euler Hermes, Atradius, y Coface. Todas las líneas de abastecimiento se han interrumpido. Cada vez hay más intercambio de productos alimenticios mediante el primitivo trueque. Casi todas las medicinas son importadas y en junio se cumplió el plazo de pagos demorados en las importaciones de gas, que es esencial para la electricidad.

Ya salta a la superficie, que hasta la información estadística oficial proveniente de Eurostat, desde Luxemburgo, muestran la contracción económica de la eurozona. Las ventas al menor en la zona del euro cayeron en 1% en abril, respecto al mes anterior; en España la caída fue de 2.4%. La información para Grecia e Italia ni siquiera se publicó.

La información del Ministerio de Economía alemán esta semana, mostró otra caída en las órdenes de productos industriales, de 1.9% de abril a mayo. Las órdenes de bienes de consumo cayeron en 5% mes a mes. Las órdenes de bienes de capital cayeron en 3.3%. Las exportaciones bajaron, y así por el estilo.

Del otro lado del Atlántico, 46 estados de la Unión Americana realizan recortes enormes en lo que les queda de sus funciones esenciales, porque en tres semanas concluye su año fiscal. En Illinois, se discute la eliminación de la asistencia médica a los infantes y madres con HIV. La legislatura estatal de Michigan se adelantó a su plazo, que se vence en septiembre, para aprobar lo que se pretende sea el presupuesto del estado basado en la reducción de los programas educativos y otros responsabilidades oficiales de las que el gobierno estatal pretende abdicar.