Helga Zepp-LaRouche: Europa se puede salvar con la Glass-Steagall

29 de may de 2012

29 de mayo de 2012 – Con relación a la evaluación estratégica que dio a conocer Lyndon LaRouche el pasado sábado 26, en el sentido de que la crisis de la deuda europea puede acabar con el sistema del euro [ver: El derrumbe español puede derribar al sistema transatlántico este fin de semana] la fundadora del Instituto Schiller Internacional y presidenta del partido político alemán BüSo, Helga Zepp-LaRouche, recalcó que solo hay una solución para Europa: "La combinación tiene que ser la normativa de la Glass-Steagall, el retorno a las monedas nacionales y la eliminación de los tratados de la Unión Europea, desde Maastricht hasta Lisboa. Y eso es todo. ¡No hay mayor problema! Sólo se debe dar un pasito psicológico, para enfrentar el hecho de que, de cualquier manera, este dinero ya no vale nada! En cuanto saques eso de tu sistema psicológicamente, el resto es relativamente fácil.

"Todo lo que se tiene que hacer, es partir de la experiencia de pasar de las monedas nacionales al euro, y ya se tiene esa experiencia, así que ya se sabe que hacer con las máquinas de dinero. Básicamente, lo que se haría es declarar un día feriado. Luego, verificar la legitimidad de todas las cuentas; se verifica quien tiene pasivos y demás; y luego, básicamente se congela la mayoría de estos. Probablemente la manera más fácil de hacerlo es tomar los billetes en euros, estamparlos con tinta magnética y luego imponer un control de capitales de corto plazo, porque no quieres que los adinerados se vayan a los países con ventajas y cambien sus euros contra la nueva moneda. Así que ponemos controles de capital temporales. Y luego, se tiene que comenzar a distribuir la moneda nueva".

"El Plan B consiste en imprimir dinero en la nueva moneda y tenerlo listo. El costo de todo eso es relativamente menor comparado al estallido hiperinflacionario que va a destruirlo todo".

Zepp-LaRouche puso de relieve, en pocas palabras, que "necesitamos un tipo de cambio fijo. Se necesita todo el paquete. En realidad todo se reduce a la cuestión de que, o aceptas la dictadura total, o la soberanía nacional".