Glass-Steagall: ¿Qué tal algo de "Conmoción y Espanto" para Wall Street?

21 de junio de 2012

21 de junio de 2012 — Harlan Ullman, considerado el autor de la doctrina militar "Conmoción y Espanto" está pidiendo ahora el restablecimiento de la Glass-Steagall. En una columna en UPI, Ulman destaca que "los mercados financieros y las economías globales están lejos de haberse recuperado y siguen vulnerables a grandes trastornos". Señala que "si fuera en serio que este país quiere llevar a cabo reformas efectivas a su sistema financiero, esto se lograría con tres medidas". Estas son: "La primera, el restablecimiento y la modernización de la Ley Bancaria Glass-Steagall de 1933 que separaba la banca de inversiones de la banca comercial. Segundo, regular para ponerle límites (o prohibiciones) a los seguros por incumplimiento crediticio (swaps) y las Obligaciones de Deuda con Garantía Prendaria (CDO por siglas en inglés). Y una tercera sería asegurar que todas las firmas financieras que cotizan en la bolsa tengan un presidente independiente que no sea un funcionario de la compañía".

Roddy Boyd, autor de "Fatal Risk: A cautionary Tale of AIG's Corporate Suicide" (Riesgo fatal: Una moraleja sobre el suicidio corporativo de AIG) fue entrevistado en ValueWalk.com. Cuando se le preguntó sobre el papel que tuvieron la regulación y la desregulación en el desplome de la AIG, Roddy respondió:

"Con respecto a la regulación, creo yo que vale la pena destacar que las autoridades están casi siempre tres o cuatro pasos atrás de lo que hace Wall Street. La razón por la cual Glass-Steagall fue tan importante, o más bien, la razón por la cual su eliminación fue tan importante en noviembre de 1999, es porque eliminó el principal instrumento de control y contrapeso que se le haya impuesto a Wall Street en toda su historia. Cuando se permitió a los bancos comerciales —con financiamiento de la Reserva Federal de un día para otro, o sea, con muy pocas restricciones de capital de corto plazo— acumular agresivamente activos de riesgo, se borraron del mapa las válvulas de presión. Tradicionalmente, los bancos de inversiones tenían restricciones de capital y no podían operar con grandes apalancamientos por tiempos prolongados... Para competir con JPMorgan Chase& Co, Citigroup Inc, y Bank of America Corp. —que se habían tragado a los bancos de inversiones y estos habían adoptado su cultura orientada a las inversiones de riesgo—Lehman, Bear Stearns y Merrill Lynch tuvieron que jugarse hasta 30 veces su capital accionario (y con frecuencia más). Esto no resultó muy gracioso. Para hacer un avalúo de toda la destrucción, debemos tener ojos de lince y reconocer que Bank of America y Citigroup Inc., se hubieran derrumbado sin el rescate del gobierno (así como también Merrill Lynch y AIG por supuesto; se podría razonar de manera creíble que también Goldman Sachs se hubiera ido)",

"La Glass-Steagall, o algo parecido que separe la banca de inversiones de la banca comercial, debe restituirse de inmediato" continua diciendo Boyd, "dado que los reguladores y los dirigentes políticos no han querido dejar que desaparezcan estas instituciones".

El ex presidente de la SEC (Comisión de Valores de EU) Arthur Levitt, entrevistado el 19 de junio por Bloomberg TV sobre el testimonio del presidente de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, ante el Congreso, confesó una vez más: "Evidentemente, yo lamento haber apoyado la derogación de la Glass-Steagall". Levitt dijo que la Regla Volcker no iba a evitar el desmoronamiento del mercado y calificó de "taremendo error" el proyecto de ley Dodd-Frank.