"Otra situación tipo Watergate", señala un congresista de Missouri

5 de julio de 2012

5 de julio de 2012 — "Han habido demasiadas tácticas obstruccionistas. Creo que esto es muy serio; toda una serie de actuaciones recientes implican otra situación tipo Watergate. Esta cuestión tiene implicaciones históricas". De esa forma caracterizó Todd Akin, representante republicano al Congreso por el estado de Missouri, el encubrimiento y la ejecución de la Operación 'Rápido y Furioso' que ejecutó el actual régimen de la Casa Blanca.

Akin declaró en un acto de campaña el 30 de junio, que el privilegio ejecutivo (que invocó Obama para no presentar al Congreso los documentos relacionados a dicha operación del Departamento de Justicia) solo cubre las comunicaciones directas del despacho presidencial, y su autoridad no es pertinente ni se aplica al Procurador General Eric Holder. "¿Por qué trata de protegerlo?", preguntó Akin. "Tal vez Holder tiene información que el Presidente no quiere que se conozca. En toda la historia de Estados Unidos esta es la primera vez que esto sucede", dijo Akin.

Akin compite actualmente en las primarias del Partido Republicano para la postulación al Senado el 7 de agosto, y ha exigido la renuncia de Holder. Dijo que en 1974, en el caso de Nixon contra Estados Unidos, se estableció y se confirmó que el Presidente de Estados Unidos no puede hacer uso del privilegio ejecutivo para encubrir comportamientos delictivos. "El fiscal que estaría encargado de este caso, sin embargo, fue nombrado por Holder. Manténganse sintonizados, yo creo que esto se va a poner interesante".

Mientras tanto, sigue sonando el redoble del tambor contra el Procurador General, y por implicación contra el Presidente. El diario Boston Herald sacó el lunes 2 un editorial titulado "Holder merece el fallo por desacato", en donde concluye que "hay una gran cantidad de cosas por las cuales Holder debería ser declarado en desacato; obstruir la investigación del Congreso es simplemente la más obvia".