El Financial Times dice que ahora quieren una restructuración bancaria "formal al estilo Glass-Steagall"

5 de julio de 2012

El Financial Times dice que la pensaron dos veces y ahora quieren una restructuración bancaria "formal al estilo Glass-Steagall"

5 de julio de 2012 — El diario británico Financial Times tiene un editorial el 4 de julio titulada "Restaurar la confianza luego de Diamond", donde por primera vez que sepamos, argumenta directamente a favor de la Glass-Steagall de Franklin Roosevelt. El título de la editorial se refiere al ex presidente de Barclays Bank, Robert Diamond, quien se vio forzado a renunciar tras el escándalo en torno a la fijación de la tasa interbancaria de Londres (Libor). Para restaurar la confianza en los bancos, dice el diario, es necesaria una separación formal de la banca comercial y la banca de inversión especulativa. Queda por ver que es lo que significa esto en la práctica. Los siguientes son las partes más significativas de la editorial:

"El choque entre la banca al menudeo y la banca de inversión ha sido evidente siempre. Lo que ahora es patente, sin embargo, es que la cultura agresiva en procura de ganancias de la banca de inversión predomina cuando se juntan. La ética más herbívora de la banca al menudeo, con su acento en la asesoría paciente, se ha marginado. Esto parece conducir de modo ineluctable a la proliferación de actividades de corretaje socialmente cuestionables y abusos tales como el del escándalo de la Libor.

"El gobierno aceptó el principio de la separación el año pasado cuando suscribió las conclusiones de la comisión bancaria que presidió sir John Vickers. Ésta argumentaba a favor de una separación interna en vez de una separación total, sobre la base de que la diversidad de activos dentro de un banco universal podría ser fuente de fortaleza en momentos de tensión financiera.

"Aunque el FT apoyó esas conclusiones, ahora estamos listos a ir más lejos. Con todo y los beneficios de la diversificación, las tensiones culturales entre la banca de inversión y al menudo solo se pueden resolver mediante una separación total de ambas, en las líneas formales al estilo de Glass-Steagall.

"Quizás se requieran otros cambios. El gobierno debe encontrar como desbloquear la oferta de crédito a la economía. En el mundo de Basel III y de requerimientos de capital mayores a los bancos, además de regulación más estricta, esto podría ser difícil. Pero se tendrán que hallar otros medios. La salida forzada del señor Diamond marca un momento divisorio. Los políticos deben responder con responsabilidad".