La oposición en Austria dice que el MEE conducirá a un "Euroshima"

6 de julio de 2012

6 de julio del 2012 — La sesión del 5 de julio en el Parlamento austríaco para discutir los tratados sobre el Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEE) y el Pacto Fiscal duró desde temprano en la mañana hasta entrada la tarde, y fue por ende visiblemente más larga que el debate de dos horas del 29 de junio en el parlamento alemán (Bundestag). En el parlamente austríaco se hicieron ataques duros contra el MEE, en particular Heinz-Christian Strache, presidente del Partido por la Libertad (FPOE), quien denunció que el fondo para los rescates es como "un golpe contra la Constitución y el Estado austriaco", constituye una "dictadura financiera", y un "tratado sadomasoquista, que fuerza a los austríacos a pagar sin darnos oportunidad de decir nada al respecto". El MEE no va a salvar ni al euro ni a Europa, sino que va a causar una catástrofe económica, social, y política sin precedentes, una "Euroshima", señaló Strache. Lo secundó en esto Josef Bucher, presidente del partido Alianza por el Futuro (BZOE), quien dijo que el MEE es un "pacto con el diablo" que muy pronto va a mostrar su verdadero carácter.

Dado el pacto político entre los dos partidos de gobierno, el partido Social Demócrata Austríaco (SPOE) y el Partido Popular Austríaco (OEVP), con la oposición Verde, que saltó la talanquera hasta su terreno, el MEE fue aprobado por una mayoría de más de dos tercios, con 128 votos a favor y 53 en contra. Una moción de desconfianza que fue propuesta por el FPOE fue eliminada. Tanto el FPOE como el BZOE buscarán ahora organizar un referendo nacional, y van a llevar el caso del MEE a la corte constitucional de Austria.