Liam Halligan da un mensaje estratégico sobre la acción a favor de la Glass-Steagall en Gran Bretaña

10 de julio de 2012
10 de julio de 2012 — La columna que escribió Liam Halligan, jefe de economistas del Prosperity Capital Management, el 7 de julio a favor de la Glass-Steagal en el diario Telegraph de Londres, es notable porque sitúa estratégicamente el punto de inflexión en la historia al que hemos llegado. Al igual que Lyndon LaRouche, Halligan tambien, dejó en claro que la política de la Glass-Steagall le va a quitar mucho poder y una gran cantidad de "dinero a lo grande" a los banqueros de Wall Street y de la City de Londres.

Bajo el título, "El Liborgate podría desatar una reforma bancaria crucial", la extensa columna de Halligan pide una movilización a favor de una nueva política. "Por fin, empezaron a entenderlo las clases políticas británicas. Por fin, se están calentando los motores. En el transcurso de la semana pasada, los llamados para imponer una división adecuada entre la banca de inversión y la banca comercial se hicieron cada vez más sonoros, con mayor autoridad y parte del debate central. La presión para introducir —o reintroducir— esta división crucial pronto podría volverse irresistible, sin importar que tanto le muevan los políticos o intenten engañar los banqueros bursátiles.

"Hasta ahora, habían sido principalmente nerds como yo los que habíamos abogado por una separación total estilo Glass-Steagall. Dados los intereses particulares que perderían con el cambio, nos satirizaron por nuestras perspectivas temperamentales.

"Sí, nuestro mensaje es incómodo. La vida se podría tornar difícil (y menos lucrativa) para muchas personas poderosas, si prevalece lo que nosotros decimos. Sin embargo los Glass-Steagalleros estamos en lo correcto. Tenemos la historia, la lógica y el sentido común de nuestro lado. Y ahora —gracias al ex gerente general de Barclays, Bob Diamond, y al Liborgate—también tenemos impulso político".

"La economía mundial enfrenta peligros graves. El viernes, la tasa de rendimiento de los bonos públicos a diez años de España, llegó a más de 7% , la tasa de rendimiento italiana llegó hasta los 6 puntos porcentuales. Por supuesto la razón principal fueron nuevas dudas sobre el supuesto avance en la cumbre de Roma del pasado fin de semana. Después de los repetidos intentos por estabilizar la zona del euro, ha entrado también en escena la reacción política negativa de los miembros solventes del norte de la región".

"Cuando se reúnan en Bruselas [8 de julio], los ministros de Finanzas de la zona del euro van a dar toda clase de piruetas tratando de llegar a un acuerdo sobre los términos de un rescate por 100 mil millones de euros (79.3 mil millones de libras) para los bancos españoles inundados de deuda. Esto es antes de que consideren a Grecia (y ahora Chipre)".

"Mientras tanto, de vuelta en el Reino Unido, el Liborgate parece haber causado un primer temblor en lo que la gente responsable espera que sea una terremoto político".

Halligan repasa después la lista de todos los británicos prominentes que de repente salieron haciendo llamados por la Glass-Steagall y exigiendo que los parlamentarios del partido Liberal o Laborista la introduzcan de inmediato: "Esta separación tiene que suceder y alguien tiene que hacer que se haga. Realmente no hay alternativa".

Para ver la columna completa, aplaste aquí [1]

Vínculos:
[1] http://www.telegraph.co.uk/finance/comment/liamhalligan/9383092/ Liborgate-could-trigger-crucial-banking-reform.html