Hasta las fuerzas de seguridad pública de España toman las calles

18 de julio de 2012

18 de julio de 2012 — Hay una explosión de manifestaciones en España, luego de que el Primer Ministro, Mariano Rajoy, anunció el 11 de junio un paquete de austeridad impresionante que recorta drásticamente los sueldos del sector público y los servicios, incrementa drásticamente los impuestos al valor agregado, elimina las leyes de bienestar social y del trabajo, etc., a instancias de la troika infame. Todo esto se puede evitar, pero si no se cambia ahora el curso que lleva Europa mediante la implementación de la Glass-Steagall y un sistema de crédito, España se precipitará hacia una desintegración social.

Las manifestaciones comenzaron al día siguiente, y no han parado. Miles de empleados del sector público marcharon ayer por las calles de Madrid; luego volvieron a marchar al siguiente día, liderados por los bomberos, llevando sus cascos de bomberos y su equipo de lucha contra los incendios. Temprano, a las 11 am, trabajadores del sector público estaban saliendo en cantidades de sus oficinas en Madrid, para manifestar su furia, entre otras cosas, por la eliminación de la paga del mes "extra" que cierra su salario de un año.

Una de las consignas más populares era, "Ellos ahogan a los trabajadores, rescatan a los banqueros".

Tres federaciones sindicales nacionales (la UGT, la CCOO y la CSI-F) están invitando para hacer una manifestación el jueves 19 de julio. El sindicato de trabajadores ferroviarios anunció que ellos también van a participar, y que van a hacer una huelga de 24 horas en contra de la privatización de las vías ferroviarias propuesta por Rajoy, el jueves 3 de agosto, momento en que sucede la mayor movilización de gente que sale por las vacaciones de verano. Los sindicatos de tráfico aéreo también están discutiendo la posibilidad de hacer una huelga similar para agosto.

El Partido Socialista (PSOE), cuyo presidente en un principio prometió que su partido actuaría "responsablemente" y propuso negociar un "pacto" con el PP que es el partido de gobierno, encontró que es necesario hoy retractarse, prometiendo que va a organizar en favor de las protestas. Inclusive un alcalde de un pueblo en el área de Madrid, del PP que está en el gobierno, encabezó hoy una manifestación en contra de los recortes a los salarios de los empleados municipales.

Las acciones tomadas por dos sectores en particular, son emblemáticas de que tan peligrosa es la situación que el gobierno enfrenta en estos momentos. Los tres sindicatos que representan a los militares y a las fuerzas de seguridad pública, anunciaron su respaldo a las manifestaciones contra la austeridad. Mariano Casado, secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), le dijo a "20minutes.es" que no descartan las acciones de protestas de los militares para expresar el "profundo y generalizado descontento" que existe en el Ejército por los recortes que "podrían llevar a muchas familias a un situación verdaderamente dramática", y crear un "auténtico caos". La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) llamó a sus miembros a que se manifestaran, porque "ellos no van a tolerar" que los usen como "chivos expiatorios para pagar por las barbaridades económicas de otros". El Sindicato Unificado de Policía (SUP) cuyos miembros ya están participando en las manifestaciones, hoy llamó a sus miembros a que vayan a trabajar "según el salario que te pagan" (o sea, recortan la paga, ellos recortan el trabajo).

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Estudiantes anunció que tienen la intención de poner "en pie de guerra" a los jóvenes de España, para detener la anunciada eliminación de facto de la educación pública. El anuncio fue hecho cuando Marco Peña, presidente de Consejo Económico y Social de España, emitió un llamado de emergencia en el que dijo que los 450.000 jóvenes en España que hoy no tienen empleo y no están estudiando constituyen una "bomba de tiempo".