Subcomisión...del Senado informó que HSBC proporcionó $1000 millones de dólares a un banco conectado a Al Qaeda

19 de julio de 2012

Subcomisión de Investigaciones Permanente del Senado informó que HSBC proporcionó $1000 millones de dólares a un banco conectado a Al Qaeda

19 de julio de 2012 — Uno de los aspectos más explosivos del informe del Senado sobre el banco HSBC, es la sección sobre "el Banco Al Rajhi: Haciendo caso omiso de los nexos al financiamiento al terrorismo". Lo que documenta la comisión es que por más de 25 años HSBC le proporcionó servicios bancarios al banco Al Rajhi, incluso después de que surgieron pruebas de que el banco —incluyendo a uno de sus fundadores, que fue un muy cercano benefactor financiero de al Qaeda— financiaba operaciones terroristas. En el 2005, cuando ese banco fue acusado, el HSBC Group Compliance recomendó que las filiales del HSBC debería cortar los lazos con el mismo, pero algunas filiales de HSBC hicieron caso omiso de la recomendación, mientras que otros terminaron sus relaciones pero protestaron y exhortaron a HSBC que diera marcha atrás en su decisión. Cuatro meses después HSBC Group Compliance, dio marcha atrás y anunció que todas las filiales de HSBC podrían hacer negocios con el banco. El 1 de diciembre de 2006, HBUS AML Compliance acordó permitir que HBUS (filial de HSBC en Estados Unidos) reanudara la relación y continuara con el suministro de dólares estadounidenses a Al Rajhi. Esto ocurrió después de que Al Rajhi amenazó con retirar todos sus negocios de HSBC, si no se restablecían sus negocios con billetes estadounidenses.

Un informe del 2003 de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) titulado "El banco Al Rajhi: Conducto para las finanzas extremistas", encontró que "miembros importantes de la familia al-Rajhi han apoyado durante mucho tiempo a extremistas islámicos y probablemente saben que su banco es utilizado por terroristas".

En el 2002 el nombre de Sulaiman bin Abdul Azis Al Rajhi, uno de los fundadores claves del banco Al Rajhi y que además es uno de sus más altos funcionarios, apareció en una lista interna de benefactores financieros de al Qaeda. Este documento se analizó en el informe de la comisión de investigación sobre el 11 de septiembre, así que es patente que el HSBC estaba al tanto de la lista de al Qaeda y de que Sulaiman bin Abdul Aziz Al Rajhi estaba incluido en ella. El informe de la CIA también dice: "Extremistas islámicos han utilizado a Al-Rajhi Banking & Investment Corporation por lo menos desde mediados de la década de 1990 como un conducto para transacciones terroristas, probablemente porque ellos encontraron en la enorme red bancaria y su adherencia a los principios islámicos, conveniente e ideológicamente coherente".

El banco Al Rajhi también está ligado a otros dos bancos, el banco Al Taqwa y Akida Bank Private Ltd. El Departamento del Tesoro a declarado que, "El grupo Al Taqwa, con oficinas en Suiza, Lichenstein, Italia y el Caribe, ha actuado desde hace tiempo como asesor financiero de Al Qaeda". Sulaiman bin Abdul Aziz Al Rajhi estuvo "en la junta directiva de Akida Bank en las Bahamas". El banco Al Rajhi también proporciona cuentas a clientes específicos ligados al terrorismo, como la fundación islámica Al Haramain y a la Organización Internacional de Ayuda Islámica (OIAI). La OIAI ha sido relacionada a Al Qaeda y otros grupos terroristas. Sulaiman bin Abdul Aziz Al Rajhi esta acusado de haber sido un funcionario de la OIAI. Las siglas de la Fundación SAAR, la entidad sin fines de lucro más grande del grupo Al Rajhi, son las siglas de su nombre.

El banco Al Rajhi también ganó fama por proporcionar servicios bancarios a varios de los secuestradores en los ataques terroristas del 11 de septiembre, como Abdulaziz al Omari, que estaba a bordo del vuelo 11 de American Airlines.

HSBC proporcionó billetes estadounidenses al banco Al Rajhi por más de 25 años. Además de la sucursal en Londres, la oficina central del HBUS en Nueva York, abrió una cuenta de billetes para el banco Al Rajhi en enero de 2001, justo antes del 11 de septiembre.

En enero de 2005, poco más de tres años después de los ataques terroristas sobre Estados Unidos del 11 de septiembre de 2001, HBUS decidió terminar sus relaciones con el banco Al Rajhi. Cerca de dos años después, en diciembre de 2006, la relación fue reactivada y continuó por otros cuatro años.

Una vez que la cuenta fue formalmente restablecida el 4 de diciembre de 2006, el banco Al Rahji compró cerca de $1000 millones de dólares de HBUS de 2007 a 2010 mientras que sólo vendió menos de $10 millones.