Rep. Lamar Smith solicita a Obama interrogar a 7 altos funcionarios sobre filtraciones de la Casa Blanca

19 de julio de 2012

Presidente de la Comisión Judicial de la Cámara, Lamar Smith, solicita a Obama interrogar a 7 altos funcionarios sobre filtraciones de la Casa Blanca

19 de julio de 2012 — El 12 de julio, un día después de las audiencias en la Subcomisión Judicial sobre Delincuencia, Terrorismo y Seguridad Interna de la Cámara de Representantes, el presidente de la Comisión de Asuntos Judiciales, Lamar Smith, le envió una carta a Barack Obama, solicitando que " se pongan a disposición para ser interrogados" por la comisión a siete personas, que son:

Thomas E. Donilon, Asesor de Seguridad Nacional

William M. Daley, ex jefe de personal de la Casa Blanca

Anthony Blinken, Asesor de Seguridad Nacional del vicepresidente Biden;

Denis R. McDonough, Vice Asesor de Seguridad Nacional;

Audrey Tomason, Director de Contraterrorismo;

John O. Brennan, Asistente del Presidente sobre Seguridad Interna y Contraterrorismo; y

James R. Clapper,Jr., Director de Inteligencia Nacional.

La carta le dice a Obama que en la audiencia del 11 de julio, "el congresista de alto rango, John Conyers, el presidente de la Subcomisión sobre Crimen, Jim Sensebrenner y yo acordamos ejercer las facultades investigadoras de la Comisión, con citatorios si es necesario, y elaborar una lista de las personas del gobierno con las que debería hablar la Comisión para descubrir las fuentes de las últimas filtraciones y evitar que ocurran en un futuro otras filtraciones".

Durante la audiencia, el congresista Conyers dijo en su declaración introductoria: "Este es un asunto difícil, filtraciones sobre seguridad nacional y la ley... la presidencia de esta Comisión en pleno se pregunta si en esto estuvo involucrado un intento de promocionarse y si estuvieron involucrados en estas filtraciones algunos miembros prominentes del gobierno".

"Bien, eso, eso es lo aquí tratamos de determinar", dijo Conyers. "Podemos y tenemos nuestras propias facultades de investigación, así que, por qué no, por qué no investigamos por nosotros mismos. Tenemos también la facultad de citar a declarar si es que hay alguien con quien el cree debemos hablar, debemos hablar con ellos. Si hay alguien que no está cooperando con nosotros en esta investigación que es un tema legítimo de discusión, debemos enviarles un citatorio".

Sin embargo, cuando Sensebrenner y Smith trataron de presionar a Conyers para que elaborara la lista ahí mismo, Conyers se echó para atrás, y dijo que esto debería haberse discutido con anticipación. Conyers también dijo que el quería que las audiencias investigaran las filtraciones de todos los gobiernos anteriores, no solo en las del gobierno de Obama.

Al presentar testimonio ante la Subcomisión, el congresista Smith se centró en Obama y las altas esferas del gobierno. "Las filtraciones recientes de información altamente clasificada representan una amenaza seria a nuestra seguridad nacional y ponen en riesgo las vidas de estadounidenses y de nuestros aliados" dijo Smith. "Los expertos sobre seguridad nacional tanto en gobierno republicanos como demócratas han expresado su indignación por las filtraciones y el efecto que tienen sobre operaciones de inteligencia actuales y futuras".

"Lo que distingue a estas filtraciones de otras que hemos visto es que los medios reportan que muchas de ellas provinieron de funcionarios de muy altos niveles en el gobierno. Si esto es cierto, significa que funcionarios del gobierno están debilitando nuestra seguridad nacional y poniendo en peligro vidas estadounidenses".

Smith agregó que "El historial del gobierno no es alentador" en referencia al nombramiento de dos procuradores federales.

Esta es la primera de varias audiencias planeadas por el Congreso.