Estados y municipalidades acumulan demandas contra los hampones de la LIBOR

20 de julio de 2012

20 de julio de 2012 — El Community Bank & Trust de Sheboygan, Wisconsin, presentó una demanda RICO en mayo en contra de los mega bancos que manipularon las tasas de interés, que menciona al Bank of America Corp., JPMorgan Chase, Citigroup y otros por haber amañado la LIBOR y exige compensación por daños. El banco de Sheboygan deliberadamente redactó esta demanda como Demanda de Acción Colectiva, presentada por el bufete de abogados de Boston, Shapiro Haber & Urmy, para invitar a que participaran otros bancos independientes locales, que están en revuelta en contra de los mega rescates de Wall Street y la City de Londres y la destrucción de la economía física. El estatuto RICO se refiere a las siglas en inglés de la Ley de EU sobre Organizaciones Influidas por la Extorsión y Corrupción, que se promulgó para aplastar a la mafia.

La iniciativa nacional del banco Sheboygan se produce en medio de un montón de investigaciones estatales y locales, acciones legales y políticas en contra del cartel bancario transatlántico, por billones de dólares en pérdidas y saqueo impuesto a las comunidades. Se están activando los hospitales, pueblos, fondos de pensiones, gobiernos estatales y muchas otras entidades.

El 12 de julio, la demanda del banco de Sheboygan se consolidó con otras tres demandas de Acción Colectiva contra la LIBOR en donde acusan a los mega bancos de violar las leyes antimonopolio, que se van a ventilar en Tribunal de Distrito Sur de Nueva York, bajo la juez Naomi Buchwald.

En particular, el Banco Sheboygan sostiene que la manipulación de la tasa LIBOR le costó al Sheboygan unos $64,000 en ingresos por intereses sobre $8 millones de préstamos a tasas flotantes en el 2008 (si la LIBOR solo se redujo en 80 puntos ese año). Multiplíquese $64,000 de pérdidas anuales por los 7,000 bancos comunitarios de EU (que se definen por tener activos de menos de mil millones de dólares) y resultan $448 millones en daños estimados solo para el año 2008. Cuatro años de esto, y la tasa de daño se acerca a los dos mil millones. El presidente de la Comunidad de Banqueros de Wisconsin, Darull Lund, dijo que los bancos pequeños necesitan considerar "los medios legales y otros medios disponibles".

Cientos de localidades, como también muchos gobiernos estatales, se están reuniendo ahora para conferenciar sobre lo mismo. Es decir, cómo fue que los birlaron y que es lo que van a hacer. A nivel nacional, se calcula que tres cuartas partes de todas las ciudades más importantes tienen permutas por coberturas (swaps) de tasas de interés.

El 18 de julio en Massachusetts, la Procuradora General estatal Martha Coakley y otros dirigentes estatales se van a reunir con el propósito, como dijo el Tesorero Estatal Steven Grossman, de "hacer un inventario de cualquier posible conjunto de activos e instrumentos financieros" que pudieron haber sido afectados por las manipulaciones de la LIBOR.

En Nueva York y Connecticut, el Procurador General de Nueva York, Eric Schneiderman y el Procurador General de Connecticut, George Jepson, ya tienen 6 meses investigando la manipulación de la LIBOR. El enfoque hasta el momento ha estado en el hecho de que las agencias estatales compraron directamente swaps de tasas de interés, lo mismo que los municipios de estos estados, cuyas condiciones fiscales y sociales se vieron gravemente afectadas por las manipulaciones deliberadas de la LIBOR.

En el condado de Nassau, en Nueva York, la manipulación de la tasa LIBOR le pudo haber costado al condado hasta $13 millones, con base en los swaps asociados con $600 millones de bonos pendientes, según el Contralor George Maragos.

En California, funcionarios del CALPERS (Sistema de Retiro de Empleados Públicos de California), el fondo de pensiones más grande del país, están determinando el tamaño de sus pérdidas por la manipulación de la LIBOR.

Cientos de hospitales comunitarios están también examinando detenidamente sus libros de contabilidad para determinar cuanto perdieron por el fraude LIBOR. Más de 500 hospitales nacionales sin fines de lucro, uno de cada 6 del total nacional, están involucrados en los swaps por tasas de interés.