Asesor de Syriza le dice a los argentinos: Podemos aprender de ustedes

23 de julio de 2012

23 de julio de 2012 — El economista griego Costas Lapavitsas, asesor del partido Syriza y profesor de la Universidad de Londres, dijo el 18 de julio ante un público argentino que él y sus colaboradores han estado considerando de cerca la reestructuración de Argentina de su deuda en el 2005, en la que los acreedores tuvieron que aceptar un recorte del 75%, como un "punto de referencia" clave para ellos, dadas las similitudes entre la crisis de la deuda argentina en el 2001 con las condiciones actuales de Grecia.

Lapavitsas habló en un seminario patrocinado por el Banco de la Nación, propiedad del estado, titulado "Crisis Internacional: su despliegue en Europa e impacto potencial en América Latina", en la que también habló el economista italiano Genaro Zezza. Zezza dijo que Italia se tendría que salir del euro para poder evitar el incumplimiento.

Durante su visita a Argentina, Lapavitsas también se reunió con el ministro de Finanzas Hernan Lorenzino, quien conoce el programa de la EIR para generar un milagro económico en el sur de Europa ("Si hay vida después del Euro") ya que en su visita a Washington recibió personalmente una copia de representantes de la EIR. Uno de los capítulos de ese informe se titula "Lo que puede aprender Europa de Argentina" en donde se incluyen las repetidas advertencias de la Presidente Cristina Fernández en contra de la demencia de querer imponer una austeridad brutal sobre Europa.

Lapavitsas le dijo a los asistentes que Grecia va a declararse en incumplimiento en los próximos 6 a 12 meses y va abandonar el euro, lo cual acabaría con esa moneda. Documentó el desplome horrible de la economía griega, y dijo que lo que Europa necesita es un Plan Marshall. Comparó los canjes de deuda que le impusieron a Grecia en febrero pasado con los usureros "mega canjes" por $40 mil millones que le impusieron a Argentina a principios del 2001 el entonces ministro de Finanzas Domingo Cavallo y su secuaz el ex subsecretario del Tesoro y ejecutivo de Credit-Suisse, David Mulford. Ese paquete ultrajante solo benefició a los depredadores financieros en tanto que aceleró la precipitación de Argentina.

La "debacle" que creó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Argentina es como la crisis de Grecia actualmente, dijo Lapavitsas, quien explicó que en el 2010 los gobernantes de Grecia advirtieron que era necesario tragarse el rescate y las condicionalidades del FMI para no caer en una situación "como la de Argentina (en el 2001)". Pero, agregó, "nosotros dijimos lo contrario: si aceptamos esto, estaremos como Argentina" del 2001. El caso griego, subrayó, se parece más al megacanje de Cavallo del 2001 que a la reestructuración de la deuda del presidente Néstor Kirchner del 2005, dado que no ha resuelto en lo absoluto la crisis de la deuda de Grecia. A Kirchner le gustaba decir "Sí hay vida después del FMI".

Lapavitsas le dijo a la agencia estatal de noticias argentina Telam que una vez que Grecia abandone el euro, va a estar en posibilidad de ejecutar "políticas antiliberales que la saquen de una situación totalmente inviable" y que éstas podrían incluir la nacionalización de algunos bancos, control de cambios y cierto control en el tipo de cambio. Dijo que estas eran "algunas de las políticas que Argentina y Latinoamérica han llevado a cabo en los últimos años".