Hillary Clinton amenaza a Assad

10 de julio de 2012

10 de julio de 2012 — La Secretaria de Estado de EU, Hillary Clinton, amenazó a Siria con un "asalto catastrófico" en contra de instituciones del Estado en caso de que el régimen de Assad no ponga fin a la violencia. Al hablar durante una conferencia de prensa en Tokio, en donde asistía a la última de las conferencias de donantes para Afganistán, Clinton dijo que "entre más rápido se ponga fin a la violencia y se inicie un proceso de transición político, no solamente morirán menos personas sino que habrá posibilidades de que se salve el Estado sirio de un asalto catastrófico que sería muy peligroso no solo para Siria sino para toda la región".

Sin embargo, la agencia Reuters rápidamente la absolvió de estar amenazando con ataques militares contra Siria. "Pareciera estar claro que Clinton se estaba refiriendo a la posibilidad de que los rebeldes sirios lancen dicho asalto en contra de las instituciones del Estado, en vez de cualquier otra intervención militar extranjera", dijo la agencia de noticias británica, citando después a Clinton diciendo "no hay dudas de que la oposición se está volviendo más efectiva en su defensiva y está pasando a la ofensiva en contra de las fuerzas armadas sirias y las milicias del gobierno sirio. Así que, el futuro... debe estar lo suficientemente claro para aquellos que apoyan el régimen de Assad. Se está acabando la arena en el reloj de arena".

La forma en que el gobierno de Assad interpreta las declaraciones de Clinton se puede ver por los informes de la agencia de noticias oficial SANA, de que la fuerza naval siria llevó a cabo ayer ejercicios de disparos reales en la costa, simulando un escenario de rechazo a un ataque desde el mar. Según SANA, el ejercicio formaba "parte de un plan de entrenamiento de combate emitido por el Comando General del Ejército y de las Fuerzas Armadas, que involucra maniobras militares realizadas en el transcurso de varios días, que involucra fuerzas terrestres, aire y mar, con el fin de poner a prueba el nivel de combate del Ejército Árabe Sirio e inspeccionar la capacidad de cumplir con sus deberes en circunstancias similares a posibles condiciones de combate".

Pero continúan los esfuerzos para ponerle fin al derramamiento de sangre. El enviado de la ONU Kofi Annan llegó a Damasco el domingo para sostener pláticas con el Presidente Bashar al-Assad, si bien no se espera que se reúnan sino hasta el lunes. Mientras tanto, Assad dijo en entrevista con la red televisiva alemana Das Erste, que se debe permitir que el plan de Annan tenga éxito. "Sabemos que enfrenta obstáculos innumerables, pero no se puede permitir que su plan fracase" dijo Assad. "Es un plan muy bueno". Dijo que el obstáculo más grande "es que muchos países ni siquiera quieren que este plan tenga éxito así que ofrecen apoyo político pero continúan distribuyendo armas y dinero entre los terroristas en Siria".