Cambio de juego: Sandy Weill, del Citigroup, "el que hizo añicos la Glass-Steagall", ahora quiere restablecerla

27 de julio de 2012

26 de julio de 2012 — En unas declaraciones cuidadosamente preparadas que de inmediato crearon una onda de choque por todo el mundo financiero y los pasillos del Congreso, el ex director ejecutivo del Citigroup, Sanford Weill, hizo un llamado el miércoles 25 para dividir los bancos más grandes, siguiendo los lineamientos de la Ley Glass-Steagall.

"Lo que probablemente debemos hacer es separar la banca de inversiones de la banca, hacer que los bancos sean receptores de depósitos, hacer que los bancos den préstamos comerciales y préstamos para bienes raíces, hacer que los bancos hagan algo que no vaya a poner en riesgo los dólares de los contribuyentes, que no sea demasiado grande para quebrar" dijo Weill en el programa Squawk Box de la CNBC.

En cuestión de minutos otros medios informativos estaban reproduciendo los comentarios de Weill, quienes destacaron, como lo hizo el New York Times que Weill "en esencia" pide el regreso de la Glass-Steagall. El New York Times subraya que la tardía conversión de Weill a la Glass-Steagall "es una admisión plena de ironía" dado que "entre sus posesiones más preciadas tiene una placa de madera que enumera sus logros. Uno de ellos simplemente dice, 'el que hizo añicos la Glass-Steagall' ".

En su entrevista con CNBC, Weill argumentó que si Estados Unidos ha de ser el principal líder financiero a nivel mundial, se van a tener que dividir los grandes bancos, lo cual dice, los volverá más rentables de lo que son ahora. "El sistema bancario realmente es muy, muy importante" declaró. "Yo creo que el problema que se creó, se creó debido a una demasiada concentración en inversiones del sistema bancario, un apalancamiento exagerado, muy poquita transparencia con muchísimas cosas fuera de la contabilidad que realmente no contaban. Y yo creo que muchas de estas cosas tienen que cambiar. Pero incluso con los problemas, realmente no hay otro país en el mundo que pueda ser el dirigente mundial aún".

"Así que, realmente depende de Estados Unidos seguir siendo todavía el líder. Y si vamos a ser los líderes, debe de haber un sistema financiero que nos pueda ayudar a ser los lideres, y eso no está sucediendo en estos momentos".

Los bancos de inversiones tienen que separarse "completamente" de los bancos comerciales, insistió Weill, y dijo que "pueden invertir su dinero si quieren", pero eso, "serían entidades por su propia cuenta, como lo eran hace 25 años".

Andrew Sorkin, uno de los que estaba entrevistando a Weill, dijo que se había quedado "boquiabierto" por las declaraciones de Weill y exclamó "estoy anonadado". Otro entrevistador le preguntó a Weill por cuanto tiempo había estado pensando en esta idea. "Por mucho tiempo" respondió Weill, y explicó que "es algo en lo que he estado pensando mucho el último año, y realmente quería ordenar mis pensamientos antes de decir algo".

Y en un comentario que va a resonarle a todos aquellos que han seguido los planteamientos sistemáticos de Lyndon LaRouche a favor del restablecimiento de la ley Glass-Steagall original de FDR, Weill declaró que el piensa que lo que se tiene que hacer "se puede hacer en dos o tres páginas".

Ser http://www.cnbc.com/id/48249789