Se extiende la dictadura financiera con el "rescate" de los bancos españoles, mientras que el sistema está a punto de estallar

11 de junio de 2012

11 de junio de 2012 — La destrucción despiadada de lo poco que queda de soberanía en las naciones de Europa —y de hecho en todo el mundo— avanzó otro paso más con el dizque "rescate" del sistema bancario de España que se anunció el 9 de junio. Después de consultar con los 19 ministros de finanzas del Grupo del Euro, el reino de España anunció que procuraría unos 100 mil millones de euros ($125mil millones de dólares) para recapitalizar sus bancos. La cantidad exacta que se les dará, y las condiciones para esto, las determinará la Comisión Europea (CE), conjuntamente con el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Bancaria Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), luego de que España haga una petición formal de esto. El dinero saldrá del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o del Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEE), organismo que todavía no ha sido creado y será distribuido a través del Fondo Español para la Reestructuración Ordenada de los Bancos (FEROB). De manera que, en realidad, en estos momentos España no recibe ni un cinco.

El imperio británico está utilizando el anuncio hecho por España para meter su exigencia de que las naciones de la zona del euro se deshagan de cualquier noción restante de soberanía, de modo que los tecnócratas puedan "resolver" la "crisis bancaria" matando a la población, como en Grecia.

· El ministro británico de Economía y Hacienda, George Osborne, se quejó en el diario Sunday Telegraph de que los problemas europeos están "aniquilando" la recuperación británica y que "la zona del euro tiene que seguir la 'lógica despiadada' de la unión monetaria hacia una integración fiscal mucho mayor". La zona del euro necesita "la mayor parte de los mecanismos que hacen que las otras monedas funcionen: más respaldo de economías más fuertes para que las economías más débiles puedan hacer los ajustes; mayor participación en crear un fondo de recursos, ya sea a través de eurobonos comunes o algún otro mecanismo; un respaldo común para el sistema bancario a través de una unión bancaria; y como consecuencia de esto una supervisión colectiva más estrecha de la política fiscal y financiera... Nosotros tampoco vamos a interferir en una mayor integración política entre los países de la zona del euro que tenga que hacerse para llegar a alguna solución exitosa, como una unión bancaria... una unión bancaria es la extensión natural de una moneda única". Pero, por supuesto, Osborne aclaró que, "Gran Bretaña no va a formar parte de esto, los contribuyentes británicos no van a avalar a los bancos de la zona del euro".

· La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo el 8 de junio que Europa debe avanzar hacia una integración fiscal más profunda, complementando una unión monetaria con una unión fiscal. Lagarde planteó una supervisión bancaria unificada, una comisión de resolución bancaria y un fondo único para los seguros de depósitos. "Eso quiere decir más Europa, no menos", dijo.

· Tim Geithner, Secretario del Tesoro de Estados Unidos, en una declaración le dio su beneplácito a "las acciones de España para recapitalizar su sistema bancario y el compromiso de sus socios europeos de respaldarlos. Esto es importante para la salud de la economía de España y como pasos concretos hacia un unión financiera, lo cual es vital para la capacidad de recuperación de la zona del euro".

· El Tesoro de Estados Unidos también emitió una declaración a nombre del G-7, dando su beneplácito a "los planes de España para recapitalizar su sistema bancario y el anuncio del Grupo del Euro de respaldar la autoridad española de restructuración financiera. Estos pasos representan un progreso importante mientras la zona de euro se encamina hacia una mayor unión financiera y fiscal para reforzar la unión monetaria".

· La revista alemana Der Spiegel informó el sábado que José Manuel Barroso, presidente la Comisión de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, Jean-Claude Juncker, jefe del Eurogrupo y Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, están trabajando en el proyecto de una "genuina unión fiscal". Si este plan se implementa, los estados miembros ya no podrían pedir prestado en forma individual; los nuevos préstamos requerirían la aprobación de una nueva autoridad de la zona del euro, y si fuese aprobado, se emitirían eurobonos conjuntos para financiar el gasto.

· Los funcionarios de la Unión Europea quieren usar el MEE para financiar la recapitalización de los bancos españoles, pero el MEE todavía no existe. "Esa es la razón por la cual es tan importante que el MEE... se ratifique rápidamente", dijo Wolfgang Schaeuble, ministro de finanzas de Alemania.

Estas declaraciones dejan claro que las exigencias se dirigen hacia la destrucción de los Estados nacionales y a la imposición de un fascismo corporativista. El sistema financiero está muerto, y no se puede revivir. Lo que significan los llamados rescates es solo genocidio y dictadura fascista global. El único antídoto efectivo para esto es la ley Glass-Steagall, un sistema de crédito, y desarrollo a nivel global, comenzando con el NAWAPA.