Editorial del Financial Times sobre la conversión de Sandy Weill

1 de agosto de 2012

1 de agosto de 2012 — La editorial principal del viernes 27 de julio en el diario británico Financial Times, titulada "[Sandy Weill Stages an Epic Conversion]", con el subtítulo de "Mejor restaurar la Glass-Steagall que una débil Regla de Volcker", felicita al ex presidente ejecutivo del Citigroup, Sandy Weill, por su llamado a favor de retornar a la Glass-Steagall.

"Según la escala de la conversión, el cambio mental del señor Weill se debe calificar como similar a la de San Pablo en el camino a Damasco", escribe el diario británico. Aunque señala que esate no es motivo para confiar en su juicio, que al pasado ha sido bastante malo, señala que dos de sus otrora colegas en el Citi, Richard Parsons y John Reed, también piden ahora un regreso a la ley Glass-Steagall. Luego detalla lo inservible que es la Regla Volcker, igual que la propuesta de compartimentación bancaria de la Comisión Vicker en el Reino Unido, y concluye en que "el señor Weill puede haber sido lento en su adopción, pero tiene razón. Si un banco es demasiado grande para quebrar, es demasiado grande para existir".

En otro artículo de la prensa británica sobre el llamado de Weill para regresar a la Glass-Steagall, en el portal electrónico www.thisismoney.co.uk, Alex Brummer señala que el gran problema que enfrenta Gran Bretaña es su secotr financiero, donde las obligaciones representan el 500% del PIB o producción total. "Como lo señaló sir Mervyn King [gobernador del Banco de Inglaterra] en la conferencia sobre inversiones en la 'Gran' Bretaña: 'Las finanzas tienen que regresar a su misión original de movilizar el capital del sector privado para financiar oportunidades reales de inversión'...

"Luego de observar las desgracias de los bancos en las semanas recientes, el gobernador está más convencido aún de la necesidad de ir más lejos que Vickers y separar las instalaciones de la banca de la banca de casino.

"King no está solo en esto. Sandy Weill, que como presidente del Citigroup le echó encima el carro y los caballos a la ley Glass-Steagall, la ley estadounidense que separaba la banca de las actividades de corretaje bursátil, ahora cree que fue un error. Gran Bretaña no va a alcanzar una recuperación plena hasta que se retire de las finanzas de fantasía, préstamos y deudas, y se concentra en convertir la creatividad de la investigación y desarrollo científico de la nación en grandes negocios y productos".