Rusia condena a Occidente por sabotaje a la misión de paz; pide un nuevo enviado

6 de agosto de 2012

6 de agosto de 2012 — El informe que se produce a continuación es cortesía de EIR News Service [1].

El enviado Especial de la ONU a Siria, Kofi Annan anunció que renuncia a su puesto, citando como causa la incapacidad de lograr la "unidad" en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en apoyo a su misión.

Como lo ha venido cubriendo repetidamente el semanario EIR, el Reino Unido, el gobierno de Obama, Arabia Saudita, Turquía y Catar nunca apoyaron la misión de Annan y no solo continuaron armando y financiando a la oposición violenta y a los terroristas jihadistas, sino que intensificaron la entrega de armas en cuando se adoptaron las resoluciones "unificadas" de apoyo a la misión de Annan.

En una serie de declaraciones después del anuncio de Annan, el presidente ruso Vladimir Putin y otros altos funcionarios rusos exhortaron a que continúe la misión, con el nombramiento de un nuevo enviado. Putin describió la renuncia como una "enorme lástima", refiriéndose a la falta de apoyo a sus esfuerzos.

"Kofi Annan es un hombre de gran mérito, un diplomático brillante y una persona muy honesta, así que esto es una gran lástima" dijo Putin el 2 de agosto, según citas de las agencias noticiosas rusas, poco antes de partir a una breve visita a Londres. "Pero yo espero que los esfuerzos de la comunidad internacional continúen enfocados en ponerle fin a la violencia" agregó Putin.

En la ONU, el embajador ruso Vitaly Churkin enfatizó que Moscú ha apoyado a Annan "muy decididamente" en tanto que Estados Unidos, el Reino Unido, Saudita, Turquía y Catar sostuvieron constantemente reuniones con la oposición en Siria para aumentar sus capacidades militares y derrocar a Assad, pasando por encima de las resoluciones de la misión de Annan que acababan de firmar. Además, el ministro de Relaciones Exteriores ruso dio a conocer una declaración en el sentido de que el Consejo de Seguridad de la ONU debe nombrar a un nuevo enviado para que continúe la misión.

Desde que se creó la misión de Annan en febrero de 2012, la oposición patrocinada por Londres convirtió en su prioridad máxima "acabar con la misión de Annan". Pero con el firme respaldo de Rusia para que continúen los esfuerzos para ponerle fin a la violencia y lograr un acuerdo de transición política, la remoción instantánea del presidente sirio Bashar al-Assad, después de la renuncia de Annan, no se va a producir.

En la reunión del sábado 4 en las Naciones Unidas, el "Eje Jihadista" de Estados Unidos, Reino Unido, Arabia Saudita, Catar y Turquía no pudo lograr que se aprobara una resolución en la Asamblea General de la ONU en donde se incluía el derrocamiento de Assad (Esa parte se quitó). La resolución es una mentira repugnante que condena al gobierno de Assad por los constantes asesinatos, a la vez que encubre el terrorismo de los rebeldes sirios; no tiene la fuerza de la ley y fue aprobada por la Asamblea General de la ONU por 133 votos a favor, 12 votos en contra y 31 abstenciones.

Mientras tanto la documentación sobre los actos de asesinatos y torturas brutales y sádicas de la oposición siria han empezado a salir en los medios occidentales [2]

Vínculos:

[1] http://larouchepub.com

[2] http://larouchepac.com/node/23556