Cero tolerancia para el genocida Obama

28 de agosto de 2012

27 de agosto de 2012 — En los tres años desde que por primera vez Lyndon LaRouche advirtiera el 11 de abril del 2009 que Barack Obama era un narcisista patológico a imagen del emperador Nerón, el Presidente ha hecho todo lo que está en su poder para probar que LaRouche ha estado absolutamente en lo correcto. Desde la guerra ilegal para cambiar el gobierno de Libia que concluyó con la masacre al estilo pandilla del jefe de Estado Gaddafi; hasta los asesinatos extrajudiciales de por lo menos tres ciudadanos estadounidenses en Yemen; a los asesinatos en masa con los aviones robot en Afganistán, Pakistán, Yemen y Somalia, el Presidente ha probado que sus únicas credenciales son las de un genocida, quien asesinará a una escala aún mayor si se le permite seguir en el puesto por más tiempo.

Con su amenaza la semana pasada de que iba lanzar otra guerra más utilizando el poderío aéreo de EU, esta vez en contra de Siria, el Presidente está llevando al mundo al borde mismo de un conflicto termonuclear y una posible extinción. Es patentemente obvio para cualquiera que quiera pensarlo, que una repetición, dirigida por EU, de la guerra de cambio de gobierno en Libia ahora en contra de Siria, sin siquiera la hoja de parra que significaría el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU, llevaría directamente a un conflicto de Rusia y China con Estados Unidos, el Reino Unido y cualquier otro que sea lo suficientemente tonto como para involucrarse en esta provocación, como Francia. Esto sería la Tercera Guerra Mundial. Esto llevaría al mundo al borde mismo de la extinción termonuclear. Tenemos frente a nuestra narices el peligro de una Tercera Guerra Mundial termonuclear por una simple razón: el Presidente Obama es un genocida cuya ansia por asesinar lo vuelve un perfecto títere de la facción del imperio británico que está comprometido, según consta, a eliminar el 80 % de la raza humana.

Esta es la consecuencia de tolerar que el presidente Obama siga en el poder. ¿Estás preparado a ver a tus hijos y nietos a los ojos y explicarles por qué te negaste a actuar para sacar a este asesino de masas documentado de su cargo?

El historial del Presidente Obama como genocida no es mera especulación. El ha alardeado públicamente de los asesinatos de Gaddafi, Anuar al-Awlaki y Osama bin-Laden. Estuvo detrás de las filtraciones al New York Times, jactándose de que el preside las reuniones semanales en las que se seleccionan los blancos de asesinato extrajudicial, y se enviaban después fuerzas especiales o aviones robot para llevar a cabo las ejecuciones ilegales.

Hasta la fecha, se ha negado tajantemente a enviar un mensaje público al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ordenándole que abandone cualquier plan de atacar militarmente de manera preventiva a Irán, otro ataque que sería el detonador de una guerra generalizada. Dentro de Israel, ya se reconoce públicamente que el presidente Obama, con su silencio, le ha dado a Netanyahu la luz verde para que lance una guerra mundial.

La entusiasta búsqueda de asesinatos extrajudiciales que hace Obama es nada menos que un crimen de guerra, según las normas de la Carta de las Naciones Unidas. En junio de este año, el Relator Especial de la ONU sobre Asesinatos Extrajudiciales, Ejecuciones Arbitrarias o Sumarias, Christof Heyns, pronunció un discurso en Ginebra, en donde describía el uso de los aviones robot asesinos por parte del presidente Obama como crímenes de guerra. En el discurso destacó la practica de ataques con aviones robot en contra de los rescatistas que habían acudido a ayudar a las víctimas de los asesinatos con esos aviones estadounidenses, y declaró: "Si los rescatistas civiles son en verdad intencionalmente puestos de blanco, no existe ninguna duda ante la ley: esos ataques son crímenes de guerra". Según las normas usadas por el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya para enjuiciar a Slobodan Milosevic y Charles Taylor, el Presidente Obma bien pudiera estar finalmente en la lista de expedientes, acusado de crímenes de guerra y crímenes en contra de la humanidad. Según sus propias palabras y sus acciones ampliamente publicitadas, Obama probablemente ya es culpable de crímenes peores que los cometidos por Milosevic y Taylor.

La actitud insensible de Obama hacia los asesinatos en masa ha quedado también en evidencia con su brutal encubrimiento de la Operación "Rápido y Furioso", el programa con el que se contrabandearon miles de armas por la frontera y se pusieron en manos de los carteles mexicanos de las drogas. Se estima que 300 mexicanos y por lo menos un agente federal estadounidense, Brian Terry, han sido asesinados con armas suministradas por el gobierno de Obama. El Procurador General de Estados Unidos ya fue acusado de desacato al Congreso por su encubrimiento de esta brutal política.

Hasta que se destituya al Presidente Obama de su cargo y se quite como candidato presidencial del Partido Demócrata en la convención del partido del 3 al 6 de septiembre, Estados Unidos va a tener muy poca posibilidad de sobrevivir. ¿Estás preparado para desaparecer en una extinción termonuclear masiva porque no estás dispuesto a exigir la inmediata remoción del Presidente?

NIKE AIR HUARACHE