Recortes de Obama en ciencia, salud pública y capacidad veterinaria, propicia el resurgimiento de enfermedades ...

29 de agosto de 2012

Recortes de Obama en ciencia, salud pública y capacidad veterinaria, propicia el resurgimiento de enfermedades: Virus del Nilo occidental, Ántrax, y Tos Ferina

 

29 de agosto de 2012 — Actualmente están resurgiendo una serie de enfermedades en Estados Unidos, que son, en algunos casos, estimuladas por los niveles extremos que ha alcanzado el clima en algunas zonas, y en todos los casos empeoradas por la subversión de Obama en las capacidades científicas, de salud pública, y de los servicios veterinarios. Entre las enfermedades se encuentran el virus del Nilo Occidental, Ántrax y la Tos Ferina, enfermedades botánicas que incluyen aflatoxinas, y otras.

 

Esta situación se dio a conocer el 15 de marzo, en un informe a la prensa que dio la Agencia Nacional Oceanográfica y Aeronáutica (NOAA, por sus siglas en inglés), en la ocasión en que emitieron su informe anual "Pronóstico de Primavera", en el que anticipaban que vendrían climas extremos. El vocero de NOAA anunció un nuevo memorando de entendimiento con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), para rastrear las consecuencias de climas extremosos en términos de vectores de enfermedades. NOAA señaló que, en particular, ellos querían comenzar una nueva colaboración con la NASA sobre el impacto del calor en la salud. Sin embargo, se siguen recortando los recursos y aparece la realidad en la forma de dolencias, enfermedades, o muerte.

Hay un resurgimiento del virus del Nilo Occidental y hasta ahora ha causado 26 muertes en esta estación, y hay 693 casos que han sido reportados, con manifestaciones en 43 estados. De los casos reportados, el 59% resultó en dolencias neurológicas, tales como meningitis o encefalitis. Esta es la propagación más grande desde que el virus fue identificado por primera vez en Estados Unidos en 1999. La mayoría de los nuevos brotes están asociados con los mosquitos como vectores, que transmiten el virus de los pájaros a los humanos. Y luego de un invierno benigno, se crearon condiciones favorables para que hubiera este año una enorme densidad de mosquitos, en especial donde estaba húmedo. Dallas County, en Texas, fue declarado zona de desastre a consecuencia del virus del Nilo Occidental.

Los casos de Ántrax han aparecido en localidades de los estados del oeste, donde en condiciones de calor y sequía, los animales de pastoreo agarraron la enfermedad desde el suelo, donde las esporas pueden permanecer por décadas. En las últimas dos semanas, murieron más de 60 vacas en ranchos de Colorado, en Logan County, y casi 50 ovejas de un rebaño en Texas. Los microbiólogos de suelos, señalan que la bacteria del Ántrax reacciona a las condiciones de inundaciones y sequías produciendo más esporas, y advierten que se avecinan más peligros. El brote en el estado de Colorado fue el primero en 31 años.

Hay vacuna tanto para los humanos como para los animales. Los humanos pueden contagiarse de ántrax por medio del contacto directo con la infección en los animales. El rápido tratamiento con antibióticos puede curar la enfermedad, pero sin este la enfermedad puede ser fatal.

La otra enfermedad que está en los titulares de los periódicos ahora es la Tos Ferina, también conocida como tos convulsiva, que puede ser controlada con prácticas de vacunación, pero los epidemiólogos están preocupados porque no se están tomando las medidas necesarias. Este mes se reportó la primera muerte de este año, un niño de Carolina del Norte. El estado de Washington declaró que hay una epidemia de Tos Ferina. Wisconsin tiene la tasa más alta de casos de Tos Ferina reportados, con una incidencia este verano de 50.7 por 100.000, lo que es casi 10 veces el promedio nacional.

A pesar de esto, la posición del gobierno de Obama ha sido, recortar el financiamiento para combatir las enfermedades infecciosas, así como las capacidades de la NOAA, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, y las de otras agencias. La propuesta hecha por Obama en febrero para el Año Fiscal 2013 fue la de recortar $57 millones de dólares del presupuesto del CDC para "vacunas y las enfermedades respiratorias", de los $779 millones de dólares que tenía en el 2012, e incluso de los $748 millones de dólares del 2011. El recorte al presupuesto del CDC para las "enfermedades infecciosas emergentes y zoonóticas" (como el ántrax) fue de $2.5 millones de dólares al presupuesto de $184.6 millones de dólares del 2012, mismo que ya había sido recortado de los $186.2 millones de dólares que eran en el 2011.

Otros recortes: Está presupuestado que haya un recorte de 6.2% al presupuesto del Servicio Nacional del Clima en el presupuesto de 2013, para llevarlo a $872 millones de dólares; el presupuesto de NOAA se va a incrementar en un 1.31% que lo llevará a $5.18 millones de dólares, que no es suficiente para mantener los programas satelitales del clima como es necesario; y el presupuesto del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (que trabaja conjuntamente con el Servicio Nacional del Clima) se rebajará a $4.73 mil millones de dólares, de los míseros 5.002 mil millones de dólares del 2012.