Desintegración del euro: ¡Nos acercamos al Día D!

30 de agosto de 2012

30 de agosto de 2012 — "Los planes secretos ante la desintegración del euro" es el título de un artículo detallado en el diario Franfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) del 25 de agosto sobre un escenario de la vida después de abandonar al euro. Los asesores de la firma de consultoría de empresas Capco ya tienen escrito un estudio de 300 páginas detallando cada uno de los pasos para abandonar al euro, y los abogados están yendo puerta por puerta de las compañías explicándoles cómo se pueden declarar en quiebra las compañías subsidiarias sin que se vea afectada la compañía matriz, si es que Grecia, por ejemplo, se sale el euro. Pero dado que España necesita fondos de rescate, los equipos se están preparando para un rompimiento total con el euro.

Bajo el subtítulo "Ya están diseñados todos los planes", Alexander Roos del Boston Consulting Group sostiene que una tercera parte de todos los ejecutivos de las corporaciones alemanas piensan que es probable una división del euro entre norte y sur. A pesar de que los llamados equipos sobre crisis de diversas compañías han estado trabajando sobre estos escenarios desde hace algún tiempo, todavía ven el rompimiento desde una perspectiva de probabilidad estadística y no en base a principios.

Aparentemente nadie quiere admitir que estos planes existen, pero ya están actuando en consecuencia. Michael Diekmann de Allianz, afirma que "los acontecimientos de los últimos meses han aumentado los riesgos de escenarios diferentes". Commerzbank también admitió que está revisando diversos escenarios y el Deutsche Bank simplemente declaró "sin comentarios".

Pero el Deutsche Bank es uno de los que está recortando sus subsidiarias en el exterior, refinanciándolas a través de los bancos centrales nacionales y ya no a través de la compañía matriz, de forma tal que en un rompimiento tanto sus pasivos a nivel nacional como sus reembolsos a los bancos centrales se verían ambos devaluados en la misma medida. Es más, los especuladores en grande están sacando su liquidez de Europa y renegociando sus contratos con derivados, para ya no tener valores colocados en Grecia, Italia o España (que obviamente incumplirían con sus contratos), sino en lugares como la City de Londres, la cual quieren incluir al transferir deuda pública de Grecia al Reino Unido.

A pesar de que la línea de todas las grandes firmas de la bolsa de valores de Alemania, la DAX, es aún que "no participamos de los profetas del desastre", Bodo Uebber de Daimler le dijo al FAZ que están actuando de una manera totalmente opuesta retirando toda su liquidez de los bancos extranjeros todas las noches, para no tener que enfrentar una devaluación en caso de que una nación del sur abandone el euro durante la noche.

Ya es hora de parar estos desquiciados flujos de dinero y usarlos de manera racional en un nuevo milagro económico.