Sigue la pelea a favor de la Glass-Steagall en Inglaterra

31 de agosto de 2012

31 de agosto de 2012 — Cinco minutos después de la media noche, en tanto continúa la desintegración del sistema financiero transatlántico, algunos en el Reino Unido iniciaron una discusión sobre cómo hacer los arreglos políticos necesarios a fin de que el gobierno esté preparado para implementar en el Reino Uunido la separación de la banca como lo plantea la ley Glass-Steagall.

Una semana después de haber publicado su primer llamado por la Glass-Steagall, el periódico Financial Times publicó un editorial el 9 de julio quejándose de que "la reacción de la clase política británica al escándalo de la LIBOR estuvo significativamente muy por debajo de lo que, con todo derecho esperaba el público" de ellos, al respecto de como abordar "las fallas del sistema bancario". Señaló que, Ed Miliband, líder del Partido Laborista, reaccionó muy ambiguamente "cuando le hicieron la gran pregunta: si se debe impulsar abiertamente una separación entre los bancos comerciales y los bancos de inversión al estilo de la Glass-Steagall... Hoy está claro que solo poner un cerco no es suficiente... los líderes de los partidos británicos deben mostrar que entienden lo que está en juego".

Desde entonces hasta ahora la discusión se ha mantenido. Hoy la publicación de la Sociedad Fabiana New Statesman plantea que que la Glass-Steagall es clave, y sugiere el modo en que Miliband debe actuar para organizar una estrategia con la cual ganar una mayoría fuerte en el Parlamento. La revista exige que los "laboristas tienen que ser más audaces, más ambiciosos" que las políticas económicas que ahora defienden, y señala en particular a Ed Balls, miembro del "gabinete en la sombra" del Partido Laborista, como un obstáculo, porque "se dice que vetó el plan del señor Miliband para dar una respaldo a la separación total entre los bancos comerciales y los bancos de inversión, al estilo de Glass-Steagall".

Del mismo modo, lord Oakeshott, una figura relevante del grupo de activistas a favor de la Glass-Steagall dentro de los Demócratas Liberales, apuntó ayer hacia el jefe del partido, Nick Clegg, quien creó la coalición de demócratas liberales con el gobernante Partido Conservador. En una entrevista con radio Today de la BBC que creó mucha "bulla" en Gran Bretaña, Oakeshott sugirió que Clegg fuera destituido de su cargo, señalando la necesidad que tiene el partido de no solo hablar de cuestiones clave como por ejemplo "clasificar los bancos", sino mas bien hacer que estas cuestiones "sean implementadas por el gobierno".

El anuncio hecho el miércoles de que hay sectores de la Investment Management Association (IMA) británica que consideran que se necesita la Glass-Steagall, inclina más la balanza a favor de las fuerzas que respaldan la Glass-Steagall. La IMA representa más del 90% de los 3.9 billones de libras esterlinas de la "industria" de los fondos de inversión especulativos del Reino Unido, y afirma que controla como un 34% de los activos domésticos del RU. El testimonio de la IMA ante la Comisión de Normas Bancarias del Parlamento, dice: La "IMA respalda la propuesta de la Comisión Independiente a favor de que los bancos pongan una división entre sus operaciones comerciales. Sin embargo, en vista de los sucesos recientes, lo que tenemos que preguntarnos es si esto será suficiente, y por eso algunos de nuestros miembros consideran que debe haber una separación total".