Ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia israelí: Un ataque israelí contra Irán pondría en peligro el futuro de Israel

5 de septiembre de 2012

5 de septiembre de 2012 — Eliyahu Winograd, quien fuera miembro de la Corte Suprema de Justicia israelí, advirtió el pasado 1 de septiembre que la intención demente del Primer Ministro Benjamin Netanyahu de lanzar un ataque contra Irán, "pondría en peligro el futuro del país". Winograd encabezó la comisión designada por el gobierno en el 2007, que investigó las deficiencias de Israel en la Segunda Guerra con Líbano en el 2006.

En una entrevista con la Radio del Ejército, Winograd dijo que no está seguro de que el liderato actual aprendió las lecciones de su informe, que encontró "graves fallas" en el proceso de toma de decisiones políticas y militares antes y durante la guerra. "Todos los jefes pasados y presentes de las instituciones de seguridad, el servicio de seguridad Shin Bet y la Mossad, están diciendo 'no ataquen' ", dijo Winograd. "Y solo [el ministro de Defensa, Ehud] Barak y Netanyahu van a decidir llevarlo a cabo? ¿Para qué? Con todos los peligros, y todo lo que está sucediendo, ¿quizás hay otra solución?" Si Israel lleva a cabo el ataque, dijo Winograd, "los iraníes van a responder con una descarga de cohetes, no con fuego esporádico, y es posible que les sigan otros aliados en la región. Esta es una realidad que nunca hemos enfrentado".

Winograd criticó las evaluaciones de Netanyahu y de Barak sobre cuales serían las bajas israelíes en una guerra con Irán, y dijo: "¿Qué no habrán más de 500 muertes? ¿Cómo lo saben? ¿Ya las contaron?"

"¿Confiamos en Netanyahu y en Barak y 'se hace lo que ellos digan?'. ¿Es así como va a ser? Yo no estoy familiarizado con sus consideraciones, pero sus (declaraciones) son irresponsables en extremo".

En esos mismos días docenas de personas, por el tercer domingo seguido, se manifestaron afuera de la casa del Ministro de Defensa, Ehud Barak. "Están jugando con vidas humanas", dijo Yifat Solel, uno de los manifestantes. "Ni un solo funcionario dice que el ataque contra Irán los detendría de construir un arma nuclear. Pero solo una cosa es cierta: si atacamos a Irán, iremos a una guerra. No podemos arrastrar a Israel a la guerra. Es inconcebible que tanto desprecian la vida humana quienes están en el gobierno abogando por un ataque, la mía, la de ustedes, y la de todos nosotros", agregó Solel.

Naomi Saroussi, otra manifestante, dijo: "Hemos estado protestando en frente de la casa del Ministre de Defensa, Ehud Barak, y seguiremos exigiendo, en nombre de la mayoría sensata de ambos bandos, que detengan esta locura".